Le Mans, Fra. - Las 24 Horas de Le Mans arrancaron con un aparatoso accidente donde quedó destrozado el automóvil del escocés Allan McNish, quien fue traslado a un hospital para una valoración, aunque se dijo que no estaba en condición grave.

McNish trataba de hacer un adelantamiento durante la primera hora de la carrera, sin embargo, se encontró con el francés Anthony Beltoise y tras perder el control se estrelló contra el muro de protección frente a un nutrido grupo de personas que observaban la carrera.

A pesar de lo aparatoso del accidente con el auto prácticamente deshecho, el escocés fue trasladado al hospital de la localidad para hacerle diversas pruebas y descartar lesiones graves; tras el golpe al piloto se le vio salir por su propio pie.

La carrera fue paralizada durante 30 minutos y el director del equipo, Wolfgang Ullrich, trató de sacar el sentido del humor tras saber que McNish no está grave, 'lo bueno es que está bien. El coche es resistente, pero no queríamos ponerlo a prueba de esta manera".

Allan McNish, bicampeón de esta competencia en 1998 y 2008, compartía equipo en las 24 Horas de Le Mans con el italiano Dindo Capello y el danés Tom Kristensen, que posee el récord absoluto de triunfo en la gran carrera de resistencia.

El mexicano Adrián Fernández, debido a problemas en el motor de su auto, abandonó cuando apenas había girado tres vueltas.