¿Qué tiene Xochimilco que trae vueltos locos a los chefs mexicanos? Verduras y productos orgánicos directos de las chinampas donde se ha desarrollado una transacción comercial justa entre productores y consumidores.

Conocí a Lucio Usobiaga y Antonio Murad, fundadores de Yolcan, plataforma que conecta a agricultores locales, consumidores, académicos y chefs, en una cena muy especial.

Elena Reygadas, Eduardo García, Gabriela Cámara, Jorge Vallejo y Enrique Olvera, cinco de los chefs más famosos de México, cocinaron con el fin de recaudar fondos para rescatar la zona chinampera de la CDMX.

Ahí, en medio de un menú espectacular, con ingredientes de las chinampas, explosivo en sabor, aromas y con la compañía de varios chinamperos, los creadores de Yolcan hablaron de sus esfuerzos y sueños.

“Es de alarma el estado de las chinampas. De las 2,215 hectáreas que existen, 50% se encuentra abandonado, no hay nadie que las trabaje y están construyendo casas clandestinas ahí y se están muriendo. Tenemos que hacer algo”, comentó Usobiaga.

Yolcan es una red de personas comprometidas en el rescate de las chinampas de Xochimilco y en general del campo mexicano.

Lucio y Antonio, fundadores de Yolcan, conocieron a Noé Coquis, chinampero y se dieron cuenta de que los agricultores y familiares tenían que ser el centro de las actividades.

“Noé Coquis es un chinampero de Xochimilco y un guardián de la tierra y la agricultura milenaria que inspiró el proyecto que crece cada día. Apoyamos a las familias chinamperas y lo que proponemos es el rescate de ellas, lo que provocaría muchas fuentes de empleo, un turismo gastronómico respetuoso y muchos beneficios más”, agregaron.

Restaurantes reconocidos como Contramar, Máximo Bistrot, Pujol, Quintonil y Rosetta se volvieron portavoces del proyecto.

“Siempre nos apoyan en  nuestro trabajo. Desde que comenzamos están ahí y se los agradecemos mucho, pues sin ellos sería complicado”, señaló.

El objetivo de la Cena por las chinampas fue recaudar dinero para continuar con diferentes proyectos. Uno de ellos está a cargo de la asociación civil Iniciativa Agroecológica Xochimilco, que busca recuperar zonas de Xochimilco y ayudar a los campesinos.

El sistema agrícola Chinampero de la Ciudad de México es uno de los 13 nuevos entornos paisajísticos, así los reconoció la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

“El sistema agrícola de chinampas es un conjunto articulado de islas flotantes artificiales, construido de forma tradicional basado en sabiduría oral transmitida desde la época de los aztecas”.

Según los datos, las chinampas ubicadas en Xochimilco y Tláhuac comprenden más de 2,000 hectáreas en las cuales trabajan cerca de 12,000 personas cultivando principalmente hortalizas y flores, incluyendo 51 especies agrícolas domesticadas y 131 especies de plantas ornamentales.

El sistema se destaca por tener una gran biodiversidad: Alberga 2% de la biodiversidad mundial y 11% de la biodiversidad nacional con 139 especies de vertebrados, 21 especies de peces, seis anfibios, 10 especies de reptiles, 79 de aves y 23 especies de mamíferos.

“Además, se preservan conocimientos y tecnologías agrícolas ancestrales, pues los agricultores chinamperos conservan técnicas tradicionales de cultivo prehispánicas que se han transmitido de manera oral: en las chinampas aún se pueden encontrar cuatro de los cinco principales cultivos usados por los aztecas: maíz, frijol, calabaza y amaranto”, indicó el organismo.

Actualmente Yolcan trabaja con más de 18 familias en Xochimilco, Huasca, Texcoco y San Miguel Xicalco. Realiza comidas bajo el nombre de Chef Semilla en las chinampas y visitas al lugar. Además, tiene el programa Club Yolcan, donde se puede comprar una canasta semanal de verdura y fruta orgánica de temporada. Con ello se ayuda a campesinos locales y se apoya el rescate del ecosistema chinampero, patrimonio de la humanidad.

[email protected]