El trabajo histriónico de Willem Dafoe y Robert Pattinson en la cinta “El faro”, del director estadounidense Robert Eggers se ha colmado de elogios por parte de la crítica especializada.

De la mancuerna actoral en esta narrativa fílmica, que bien podría caber en la categoría de drama como en la de terror y el suspenso, se ha dicho que son performances magistrales, que ambos se adentran con precisión en la tormenta de un salvaje descenso a la locura.

Del trabajo de Dafoe se ha dicho, incluso, que un papel más perfecto no existe y puede que nunca exista. La cinta, por su parte, ha sido nombrada como seria aspirante a varias nominaciones al Oscar.

Filmada totalmente en blanco y negro, "El faro" relata el descenso a la psicósis y la destrucción mutua entre un viejo lobo de mar que pasa los últimos años de su vida trabajando en el faro de una isla lejana, y su joven aprendiz, con el que, al paso de la desolación y las diferencias de criterios, irá enmarañando un drama trepidante.

Ostentando el premio FIPRESCI de la Quincena de realizadores, de la pasada edición del Festival de Cannes, la cinta se proyectó esta semana en el marco de la 17 edición del Festival Internacional de Cine de Morelia, cuya presentación estuvo escoltada por Willem Dafoe, quien, en esta segunda visita al certamen fílmico (la primera fue en 2016), conversó ante la prensa con Daniela Michel, cofundadora y directora general del FICM.

Para actuar como Dafoe

El cuatro veces nominado al Oscar explicó que, por muchas razones, filmar “El faro” en blanco y negro era la única manera en la que podía filmarse.

“Hasta Virginia Woolf dijo que (El faro) es un significante de la soledad, pero también significa llegar a otras personas, porque la función que tiene la luz del faro es señalar el camino para las personas que están en otros lados y no pueden ver en dónde se encuentran. Me parece que es una metáfora muy poderosa”, refirió.

Explicó que el lenguaje refinado del guion es un punto destacable y también ha sido un desafío actoral, toda vez que esa manera “tan elevada” del lenguaje debe parecer normal y menos teatral. También elogió el naturalismo de las imágenes en un rodaje que eigió demasiada precisión dadas las dificultades climáticas de la locación en Nueva Escocia, Canadá.

“Cuando se está rodando una película (como esta), se filman muchas tomas y se descomponen las cámaras porque hay mucho frío, mucha humedad. Ese tipo de clima te empuja, te hace feroz y esa ferocidad es la que uno termina aplicando a lo que hace. Entonces, en realidad, el clima es un personaje más, y enorme, dentro de la película; y es una de las grandes condiciones de la historia”, señaló en el escenario del Teatro Rubén Romero del centro de la capital michoacana.

Daniela Michel señaló que Dafoe tiene “uno de los mejores gustos para elegir a sus personajes”, que van desde el propio Vincent van Gogh, en el largometraje "Van Gogh en la puerta de la eternidad", de Julian Schnabel, hasta el mismo Jesucristo, en la cinta “La última tentación de Cristo”, de Martin Scorsese, y destacó su sinergia con directores que admira, como Abel Ferrara o Wes Anderson.

“¿Saben? Yo no escojo a mis personajes. Yo elijo más bien las situaciones. Creo que uno no conoce bien al personaje hasta que lo actúa. De hecho, a veces, uno puede actuar al personaje y, al final del rodaje, no saber quién es, de igual manera que se puede vivir la vida sin saber quién es uno mismo. En realidad, se trata de buscar aventurarse, de querer aprender algo y llegar a un sitio que se desconoce. Es bueno alejarse de uno mismo. Tratar de comprender el punto de vista de alguien es cuando uno es mejor; es como enamorarse: se renueva la energía, no se piensa en uno mismo”, compartió.

El actor que lo mismo ha hecho cintas dramáticas que de superhéroes explicó que es adepto de mezclar géneros porque “si uno ha sido actor por largo tiempo, es muy fácil corromperse porque se aprende lo que complace al público o lo que lo complace a uno mismo; y es naturaleza humana remitirse a esas cosas. Si repites lo mismo muchas veces, pierdes el placer; entonces, hay que quitarse eso de encima”.

Finalmente confirmó que, entre sus diversos planes a futuro, trabajará con Guillermo del Toro en su próxima película “Nightmare Alley”, aunque se rehusó a compartir más información sobre este proyecto.

Aunque “El faro” se estrenó en Estados Unidos el 18 de octubre pasado, todavía se desconoce la fecha precisa de su exhibición en salas de nuestro país.

[email protected]