Bono, líder de la banda irlandesa de rock U2 finalizó el primer concierto de la gira U2 360° en México reconociendo a los muertos que ha dejado la actual violencia en nuestro país

Con miles de celulares bailando al ritmo de la canción "Momento of Surrender", Bono, líder de la banda irlandesa de rock U2 finalizó el primer concierto de la gira U2 360° en México reconociendo a los muertos que ha dejado la actual violencia en nuestro país.

"La siguiente canción es un reconocimiento con mucho cariño, que está dedicada a quien ha perdido a un ser querido en este País por la violencia. Quiero que sepan ustedes, y que sepa el mundo, desde aquí, que nos escucha, que no están solos. México, estamos con ustedes", dijo el cantante luego de cantar la canción más emblemática de la banda "With or Without You".

Eran las 21:30 hrs del miércoles 11 de mayo de 2011, cuando comenzó a caer el chipi chipi en el sur de la Ciudad de México, y los más de 93,000 espectadores que acudieron al Coloso de Santa Úrsula para presenciar el primer concierto que ofrecería en México la banda irlandesa U2 en su gira U2 360°, sacaban sus impermeables de plástico. Hasta que ell reloj electrónico que transmite la hora en la super cónica pantalla que pende de esa estructura rara que parece una arañota del espacio, se detiene.

En ese momento, la expectación crece. De pronto, en el sonido local se escucha la emblemática canción mexicana "Cielito lindo" y el Estadio Azteca canta al unísono. Poco tiempo después, desde uno de los costados del estadio comienzan a decender en grupo los miembros de la banda. Al frente camina el bajista Adam Clayton y, en la retaguardia, Bono atrae las miradas y los gritos de miles de fans que se dieron cita en este recinto para corear sus canciones.

Dos horas y media después de iniciado el concierto con "Even Better Than The Real Thing", canción perfecta para expresar lo que vendría después, quedaría confirmado que en cuanto a espectáculos en vivo se refiere, la banda irlandesa U2 es sencillamente insuperable, se trata del concierto de rock en vivo más impresionante del que se tenga registro.

Mucha emoción en la velada, recursos audiovisuales increíbles, una súper estructura a caballo entre una nave espacial o una araña del futuro de nombre "La garra", una enorme y cilíndrica pantalla de LEDs de apariencia orgánica, más una coordinación y planeación perfectas hicieron de este uno de los conciertos que marcan tendencia y que sintetizan los valores y las herramientas técnicas de una época.