José Alfredo, originario de Mazatlán, Sinaloa, es un empresario que se dedica a la contratación en el ramo de la industria minera en Chihuahua; desde hace nueve años comenzó con un trastorno que inició con la falta de sueño, luego las insuficientes horas de descanso le provocaron depresión y ansiedad. Para él, todo esto es producto del exceso de estrés por las largas y pesadas jornadas de trabajo y del manejo de todas las personas que dependen de él.

“No podía dormir nada. Después tomé pastillas controladas y dormía dos o tres horas, no dormía de verdad”. Esta condición lo llevó a buscar especialistas que pudieran otorgarle un tratamiento eficaz para el trastorno que padece desde hace varios años.

Después de muchas visitas médicas, José Alfredo acudió a la Clínica del Sueño de la CDMX por la recomendación de un médico de Cuernavaca, quien le aseguró que el método de estimulación magnética que ahí se aplica ha resultado efectivo en más de 80% contra su trastorno. Pacientes con problemas de depresión refractaria, que no pueden dormir ni con medicamentos antidepresivos, han encontrado con sorpresa, en la Clínica Especializada de Trastornos del Movimiento y Sueño del Hospital Ajusco Medio, una alternativa única y novedosa, por medio de la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT).

El neurólogo Gabriel Adolfo Neri Nani, responsable de la Clínica del Sueño de la CDMX, señaló que de acuerdo con los estudios practicados, José Alfredo llegó con una complicación de depresión refractaria al tratamiento, un trastorno psiquiátrico por insomnio en el que faltan ciertos neurotransmisores.

En la mayoría de los casos, tomar un antidepresivo o hacer terapia psicológica (psicoterapia) alivia los síntomas de la depresión; sin embargo, en el caso de la depresión resistente al tratamiento, los tratamientos tradicionales no son suficientes. Es posible que no sean de mucha ayuda o puede que los síntomas mejoren, pero luego vuelvan a aparecer. Para estos casos, existen otras opciones, entre ellas, la terapia electroconvulsiva, la EMT o la estimulación del nervio vago.

La opción que se utilizó en este caso fue la EMT, la cual utiliza campos magnéticos para estimular las células nerviosas del cerebro con el fin de mejorar los síntomas de la depresión, y generalmente se usa cuando la terapia electroconvulsiva no es eficaz. De acuerdo con información sobre salud de Mayo Clinic, se coloca una bobina electromagnética contra el cuero cabelludo, cerca de la frente. El electroimán que se usa en la estimulación magnética transcraneal repetitiva emite corrientes eléctricas que estimulan las células nerviosas de la región del cerebro que controla el estado de ánimo y la depresión.

José Alfredo reconoció que aunque apenas lleva tres sesiones de tratamiento, ya siente mejoría, después de que llegó con un diagnóstico negativo de ansiedad y depresión por falta de sueño: “Ahora con los fármacos que me dieron estoy durmiendo como angelito”, asegura.

El doctor Neri Nani explicó que la depresión no es como se pudiera pensar, que la persona sólo presenta tristeza y llanto, sino que va mucho más allá y puede manifestarse como un trastorno alimentario, mucha o nula hambre; o un trastorno del sueño, donde se duerme mucho o por el contrario éste no se puede conciliar.

Para tratar estos casos, la Clínica del Sueño de la CDMX, además de indicar tratamiento médico con los fármacos indicados, cuenta con el servicio de Estimulación Magnética Transcraneal. En nuestro país, pocos hospitales cuentan con esta tecnología, una técnica no invasiva que ayuda de manera significativa a este tipo de pacientes con depresión refractaria.

Aunque los casos como los de José Alfredo son pocos, ésta es una nueva alternativa que ha encontrado buenos resultados, explicó el especialista, “lo que queremos lograr son pacientes con vidas normales, productivas y con mayor energía”.

La Clínica del Sueño de la CDMX es única y novedosa en el país, debido a que integra además dos subespecialidades neurológicas del Trastorno del Sueño y del Movimiento. El hecho de que estén juntas resulta muy oportuno, ya que tienen la capacidad de atender enfermedades crónico-degenerativas como la enfermedad de Parkinson y demencia.

Actualmente también se realizan protocolos de investigación para buscar mayores tratamientos relacionados al trastorno del sueño y que puedan ser atendidos en esta clínica.

[email protected]