Bajo la consigna de “Legalidad, voz y voto”, por segundo día consecutivo y con cacerolas en mano, la comunidad del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) salió a las calles, esta vez frente a las oficinas del Conacyt para manifestarse en contra del posible cambio al estatuto de la institución. "Estamos cansados de que no nos escuchen nunca, que nos falten al respeto", expresó Luis Ángel Carrillo, vocero de la asamblea estudiantil, mientras se agrupaban. 

Marcharon de las instalaciones del Consejo al monumento a Barros Sierra en el Parque Hundido, también los estudiantes bloquearon la Avenida de los Insurgentes sosteniendo pancartas y entonando: "¡Un dictador no será mi director!" 

Este viernes, la Asamblea General de Asociados del CIDE se reuniría para llevar a cabo una sesión extraordinaria y  reformar el estatuto general de dicha institución, sin embargo fue cancelada. 

“Nos han confirmado que se opusieron al llamamiento ilegal de esta Asamblea”, dijo  Eduardo Muñiz, vocero de la asamblea estudiantil, “recordemos que el estatuto vigente exige que para cambiar los mismos estatutos hace falta que primero se apruebe la iniciativa en el Consejo Académico, cosa que no sucedió, es decir, la doctora María Elena Álvarez Buylla convocó de manera ilegal a esta Asamblea y afortunadamente la razón y legalidad prevaleció”. 

El representante ratificó que algunas asociaciones que integran la Asamblea se negaron a participar en este “acto de ilegalidad”, pero confirmó que esto no significa que se haya cancelado “la intentona golpista”, dijo que al menos se suspendió gracias a la colaboración de estos socios y el apoyo de instituciones como la UdeG, UDLAP, entre otras.  

Posteriormente esto fue confirmado por las autoridades en redes sociales “En aras de garantizar el estricto apego a las disposiciones normativas relativas al proceso de notificación. Ello debido a que algunos asociados recibieron la carpeta de la sesión minutos después de la hora requerida para cumplir con el requisito temporal. Por lo tanto, la sesión se aplaza hasta nuevo aviso. 

Apoyo y denuncias  

Bajo el grito de “Álvarez Buylla, la ciencia no es tuya”, otras instituciones como la Universidad de Guadalajara (UdeG) se unieron al contingente, para apoyar al CIDE y denunciar políticas que van en contra de la autonomía universitaria. 

Durante la caminata, un representante del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara consignó: “Esta marcha es por la dignidad y el respeto a la educación superior en México, si permitimos que le suceda al CIDE lo que se pretenden hacer, acabarán con la educación superior en México”.  

Dijo que la autonomía es “libertad de catedra y pensamiento”, y que el gobierno quiere un pensamiento único “y eso los académicos en la universidad de Guadalajara y en todo México no lo vamos a permitir”,  agregó que el pensamiento debe ser científico y comprobable, no dogmático, “por eso hoy los académicos de Guadalajara estamos con todo defendiendo al CIDE, no los vamos a dejar solos porque esta lucha también nos compete a nosotros. Hemos sufrido ataques por el gobernador Enrique Alfaro Ramírez en Jalisco estamos igual, sufriendo un atentado contra la autonomía universitaria, donde el gobernador redujo de manera unilateral y caprichosa 140 millones de pesos al presupuesto”.  

Además a través de sus redes sociales se manifestaron “La lucha del CIDE es de todas y todos los universitarios del país. Exigiremos respeto irrestricto a la autonomía de las instituciones de educación pública, incluida la de nuestra UdeG, así como por mejores condiciones para académicas y académicos”. 

nelly.toche@eleconomista.mx