Para el escritor y crítico de ópera José Noé Mercado, las plataformas políticas de Anaya, Meade y López Obrador proponen aspectos que pueden observarse con buenos ojos, entre ellos sobresalen las temáticas de inclusión, diversidad y reconocimiento de la cultura como un punto de desarrollo humano y social.

De Alejandra Frausto le parece interesante el reconocimiento de la cultura, su riqueza y diversidad, en las áreas contrastantes de nuestro país, y espera que ese concepto de cultura no sólo quede en folclor, sino también pueda integrarse a un panorama cultural contemporáneo y universal.

De la propuesta de César Moheno puntualizó lo siguiente: “Tiene un alto grado de atractivo, pues justo las políticas fiscales actuales en el país no son las más deseables para estimular la producción artística y el desarrollo de los creadores. Claro que el reto se encuentra en convencer a los sectores sindicales y a sus beneficiarios que desean que el Estado siga siendo el rector de la actividad cultural —aunque tenga poco éxito entre el público—, y no el carisma y carácter comercial de posibles patrocinadores que buscarían apoyar actividades y productos en la medida de que logren ser rentables”.

De Raúl Padilla le parece acertada la postura de reconocer la cultura como una posible industria: “Es apetecible que la cultura adquiera un rostro atractivo y moderno para poder penetrar realmente a la sociedad, que pese a todo sigue consumiendo cultura, pero en un sentido alejado o al menos independiente de lo que el estado considera cultura”.

Por otro lado, le llama la atención que los candidatos no han colocado en la agenda de discusión ninguno de los diversos temas culturales durante las campañas, al igual que temas relacionados con beneficios y derechos sociales para los creadores, como la seguridad social, vivienda, planes de retiro y acceso a crédito para su desarrollo integral.

Por su parte, el escritor Jorge Alberto Gudiño percibe que, a diferencia de otros temas, los asesores culturales de los candidatos tienen muchas coincidencias y eso es algo que celebrar: “Al menos permite un diálogo inexistente en otras áreas. Sin embargo, también se nota cierta propensión al lenguaje burocrático que poco ayuda a dejar bien asentados los proyectos: diagnosticar, definir, impulsar, promover, desarrollar y demás verbos por el estilo son meras abstracciones. Lo deseable sería que hablaran de propuestas concretas a partir no sólo de ideas, sino de un análisis claro con datos reales de impactos”.

Para el compositor Venus Rey Jr, la propuesta de Alejandra Frausto es interesante pero la que más le llama la atención es la de Anaya: “Es la más aterrizada, la de AMLO es una propuesta más general aunque tiene gente que sabe sobre el tema”.

El músico confía en la experiencia del PAN en el tema: “Los últimos nueve años en la cámara de Diputados, los temas culturales han estado en manos del pan y lo han hecho muy bien”; además, elogió el éxito que Raúl Padilla (propuesta del PAN para secretario de Cultura) ha tenido con la Feria del Libro de Guadalajara: es un éxito a nivel mundial y una de las ferias más importantes del mundo, así que como gestor cultural, facilitador y organizador de este tipo de asuntos es una persona que puede aportar mucho. Además, se sumó al proyecto Nicolás Alvarado que es una persona muy culta y que ha ocupado cargos culturales importantes”.

La productora, directora y actriz Itari Marta reconoce que el proyecto de Padilla es interesante, pero le llama más la atención lo que Alejandra Frausto ha preparado: “He estado muy al pendiente y, te soy muy franca, quienes han hecho mucho hincapié en la cultura y le han dado su lugar y un espacio primordial en todo este desarrollo social que se tendrá que trabajar son los de Morena. Alejandra Frausto me parece que es una mujer que no solamente se ha tomado la molestia de tener varias reuniones con el gremio teatral y con otros gremios, sino que además ha trabajado con la gente; no es una burócrata que trabaja desde el escritorio, sino que lo hace desde lo práctico. Y sus resultados como gestora son bastante admirables”.

“El maestro Padilla tiene una propuesta interesante con respecto a la industria —para fortalecer esa área que me interesa mucho—, pero no he notado el interés por acercarse a los artistas y conocer sus inquietudes. Frausto incluso ha abierto la puerta para que se hagan propuestas muy concretas y también ha sumado a su discurso lo de las industrias culturales”.

@faustoponce