La selección de Paraguay saltó por primera vez en la historia a los cuartos de final de un Mundial, al vencer en penales a Japón.