La ventas de libros electrónicos siguen una tendencia creciente que la llegada de la Covid-19 aceleró; para el 2020 ya representaron el 4% de la facturación total de la industria editorial y cerca del 12.3% de la población lectora dice que prefiere libros digitales respecto de impresos.

Durante el 2021 el rebote poscrisis económica las ventas de libros digitales alcanzarían cerca de 11,999 millones de pesos, un crecimiento interanual de 35%, de acuerdo con estimaciones de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem). Este repunte estaría impulsado fundamentalmente por la recuperación en el empleo, el consumo privado y la reapertura de eventos culturales.