La Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de su comité, formado por 16 expertos de varios países, consideró este jueves que “aún no es el momento” para catalogar el brote de coronavirus 2019-nCoV en China como una emergencia sanitaria pública de preocupación internacional.

Como ya lo anticipaba la doctora Susana López Charretón, del Instituto de Biotecnología de la UNAM, a El Economista: “Cuando la infección se vuelve frecuente de humano a humano, se dice que el virus se adapta, entonces, ahí sí tenemos un gran problema. En este caso, los números sugieren que no se ha esparcido rápidamente, y no hay buena transmisión de humano a humano o no es tan severa la infección que éste causa”.

Hay divergencia de puntos de vista dentro del propio comité de emergencia que no consiguió ponerse de acuerdo. La tensión en la sede fue evidente, pues las consecuencias que conlleva una decisión de este tipo son altas. Finalmente, prevaleció la opción de mantener las medidas de máxima alerta sólo en el interior de China.

El virus hasta el momento ha cobrado la vida de 25 personas y ha enfermado a 830 en China, al menos en ocho localidades fuera de ese país, también se han presentado casos, incluyendo uno en Estados Unidos y dos en Japón.

“La situación es urgente en el país asiático, pero no en el extranjero a pesar de que podría llegar a serlo”, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Todavía hay muchas incógnitas por despejar respecto a este virus. “Estamos tomando esta situación muy en serio y seguimos atentamente su evolución en todos los niveles y en cualquier momento podemos reconsiderar nuestra decisión”.

Pidió que continúen controles sanitarios en las salidas de los aeropuertos, y que todos los países “pongan en marcha medidas encaminadas a detectar posibles casos de coronavirus, también en instalaciones sanitarias”. A la población general le aconsejó medidas de prevención básicas, como lavarse las manos o cubrirse la boca y la nariz al estornudar.

Activan protocolos por casos en Jalisco y Michoacán

Con información al último corte, en México no se han confirmado casos positivos al 2019-nCoV, mediante las acciones de vigilancia epidemiológica, la Secretaría de Salud informa que se han detectado siete casos sospechosos, de los cuales dos ya han sido descartados.

De estos casos, 60% pertenece al sexo femenino, con una mediana de edad de 42 años (rango de 2-57 años). Ninguno de los casos sospechosos presenta sintomatología grave; el manejo de los casos ha sido sintomático.

Los cinco casos en proceso de diagnóstico (2 hombres y tres mujeres, inluyendo una bebé de 2 años) se encuentran tres en Tepatitlán, Jalisco; uno en Morelia, Michoacán y dos en la Ciudad de México.

De último momento, el Comité Estatal de Seguridad en Salud de Michoacán informó que activó los protocolos para detectar el virus en un estudiante de origen chino que arribó desde el país asiático a Morelia hace 10 días. Ya se solicitó el apoyo de las autoridades para el análisis de la muestra.

nelly.toche@eleconomista.mx