“Apoyos como el del Fonca no deberían ponerse en tela de juicio”, fueron las primeras palabras que dijo Marina Núñez Bespalova ante la prensa luego de ser nombrada como secretaria ejecutiva del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

Luego de la salida del escritor Mario Bellatín, quien abandonó el cargo “por motivos de salud”, Bespalova aclaró el panorama sobre su forma de operar al frente de esta institución que funcionará con 600 millones de pesos de presupuesto para el año en curso.

Agregó que los ejes de esta restructuración del fondo abordarán aspectos como la retribución social, la movilidad de jurados, lenguas indígenas, descentralización e inclusión.

El diagnóstico que propició el enojo

Con inconformidades, la comunidad artística envió distintas cartas a medios y a la propia titular de Cultura acusando que funcionarios “pretendieron exhibir a los numerosos creadores que han merecido becas como privilegiados”.

“Aplaudo el dinamismo de la comunidad preocupada por el respeto a los  derechos que le ha llevado décadas adquirir y preservar”, respondió Frausto en un comunicado.

Desde el primer foro con los creadores que fue mediado por el subsecretario de Cultura Edgar San Juan, se presentó un diagnóstico que derivó en el enojo de la comunidad, en él se señala que en 30 años se han recibido 128, 268 solicitudes de las cuales únicamente se han otorgado 22,033 apoyos, correspondientes a 11,872 personas.

De estos beneficiados, según el diagnóstico, se concentraron los apoyos en la Ciudad de México y en las capitales de los estados, “esta centralización evidencia una forma unívoca de entender la cultura”, expusieron las autoridades culturales el 7 de marzo.

Este estudio, hecho con Bellatin aún titular, problematiza que los apoyos otorgados en la Ciudad de México (63%) además del Estado de México, Jalisco y apoyos a mexicanos en el extranjero alcanzan hasta 70% del total de apoyos entregados.

Al respecto la nueva titular dijo que se “estacionará” dicho diagnóstico  pues “estas cifras obedecen a un contexto, y hasta que no tengamos el análisis, no podemos tomarlo como punto de partida”, aseguró Núñez Bespalova.

Agregó que al finalizar el mes de marzo se publicarán cuatro convocatorias: para jóvenes creadores, creadores escénicos, sistema nacional de creadores y premios nacionales.

“Estamos obligados por ley a sacar antes de que termine marzo la convocatoria de premios nacionales, esas cuatro son las que salen en este primer trimestre, estamos retrasados porque queremos echar a andar las mesas de trabajo porque si no, en efecto, acabará siendo una simulación. Estamos en un punto de inflexión, tenemos la oportunidad de discutir y mejorar esas becas, aprovechémoslo, van a ser 15 días más”, finalizó Marina Núñez.

[email protected]