Zygmunt Bauman, uno de los sociólogos más prominentes y prolíficos de Europa de las últimas décadas y conocido por su concepto de modernidad líquida , murió el lunes a los 91 años.

Las obras del pensador izquierdista exploraron la fluidez de la identidad en el mundo moderno, el Holocausto, el consumismo y la globalización.

Famoso por su enfoque que incorporó la filosofía y otras disciplinas, Bauman fue una firme voz moral a favor de los pobres y desposeídos en un mundo trastocado por la globalización.

Siempre que escribía textos sobre el Holocausto o la globalización, Bauman se enfocaba en la manera como las personas pueden llevar una vida digna mediante decisiones éticas.

En 1954 empezó a enseñar filosofía y sociología en la Universidad de Varsovia, antes de abandonar Polonia para instalarse en Israel en 1968, a raíz del movimiento antisemita orquestado por el poder comunista.

Bauman escribió más de 50 libros, entre ellos Modernity and the Holocaust (Modernidad y Holocausto), que salió a la venta en 1989 y en el que difiere de muchos otros pensadores que consideraron la barbarie del Holocausto como una ruptura de la modernidad.

Consideró el exterminio de judíos a gran escala como el mero resultado de los pilares de la modernidad, tales como la industrialización y la burocracia racionalizada.

Vínculos humanos

En la década de 1990, el polaco acuñó el término modernidad líquida para describir un mundo contemporáneo con una fluidez tal que desarraiga al individuo y lo despoja de cualquier marco de referencia predecible.

En libros como Liquid Times (Tiempos líquidos) y Liquid Modernity (Modernidad líquida), Bauman exploró la fragilidad de los vínculos humanos en los tiempos actuales y la inseguridad creada por un mundo que cambia de manera constante. En una vida líquida moderna no hay lazos permanentes, y cualquiera que forjemos por un tiempo debe carecer de solidez para que cuando cambien las circunstancias pueda deshacerse de nuevo, lo más rápido y sin esfuerzo posible , escribió Bauman.

En uno de sus últimos libros publicados, Extraños llamando a la puerta (2016), analiza el discurso político y de los medios sobre la crisis migratoria.