El Equipo Binacional de Recuperación del Jaguar, conformado por México y Estados Unidos, concluyó un proyecto de plan para rescatar esta especie, en el que se establecen metas para mejorar sus expectativas y condiciones de vida.

El plan de recuperación del jaguar permitirá a agencias y organizaciones, particularmente en Estados Unidos y México, alinear sus esfuerzos para lograr avances significativos en el sostenimiento y mejora de la situación de esta icónica especie , precisó la Oficina de Campo en Arizona del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos en un comunicado.

El proyecto establece metas para mejorar la especie a lo largo de los 19 países de América, pero se centra en la población del jaguar en el noroeste de México y la zona suroeste de EU.

El equipo binacional de recuperación se ha centrado hasta ahora en esfuerzos para sostener el hábitat, eliminar la caza furtiva y mejorar la aceptación del jaguar.

Desde 1996, unos siete jaguares individuales han sido documentados en Estados Unidos. Estas detecciones han sido de jaguares machos en el suroeste de Nuevo México y sureste de Arizona.

Se cree que estos jaguares provienen del área central más cercana que se encuentra en el estado mexicano de Sonora, a unos 200 kilómetros al sur de la frontera entre Estados Unidos y México.