Durante 50 años, la empresa mexicana LCI Corporativo ha trabajado en generar una cultura para que los productores de la industria del entretenimiento aseguren sus películas, obras de teatro y eventos en vivo, porque las probabilidades de riesgo en México son altas.

Somos una compañía que le da certeza al productor, a los inversionistas, distribuidor y hasta los contribuyentes en México, cuyos impuestos se utilizan en el cine mexicano. Tenemos varios productos que cuidan a la industria del entretenimiento , explicó Eduardo Carrillo Herrera, presidente de LCI Corporativo

La empresa cumplió 50 años de vida, en los que ha asegurado más de 130,000 producciones, como Titanic, dos películas de James Bond, el desfile del Bicentenario y hasta a la Cineteca Nacional, cuando se incendió en los 80.

Así como diferentes eventos, como carreras de autos, programas de televisión, conciertos y obras de teatro, entre muchas otras cosas.

Contamos con pólizas y paquetes especializados, que hemos desarrollado nosotros en estos 50 años y que aseguran todas las áreas del entretenimiento; que va desde una película, a un concierto; el equipo de producción, la cancelación del evento y hasta las ganancias , agregó.

El entrevistado aseguró que han tenido producciones con más de 120 siniestros, pues los riesgos son muy altos.

Estamos hablando de seguros millonarios, pero el costo está relacionado al presupuesto de la producción; sí es chiquita pues el costo es menor, todo es proporcional , dijo.

Por ejemplo, LCI Corporativo cuidó la producción de Spectre con Daniel Craig, cuyos costos fueron mayores ante la acción de la escena inicial, que incluye acrobacias en un helicóptero sobre el Zócalo capitalino.

Hubo algunos daños menores materiales en Spectre, pero que no pintan en el riesgo tan grande que había durante la filmación donde todo estaba perfectamente planeado , explicó el entrevistado.

Además, han asegurado El Zorro, las dos películas de James Bond que se filmaron en México y la de Diego Luna, Elysium.

Así como las primeras película de Alfonso Cuarón o Guillermo del Toro, a quienes ayudamos desde que eran estudiantes , precisó.

Otro de sus proyectos grandes fue el evento del Bicentenario, cuyo presupuesto fue millonario.

Aseguramos todo; desde los extras, pasando por la producción hasta una posible cancelación del evento. Es más, podemos pagar la producción y la utilidad que deja de generar al productor la cancelación de su evento .

Los productores pueden asegurarse contra la inseguridad de México o si el evento llega a cancelarse (como lo que sucedió con Luis Miguel) o de plano, que no llegue el público por alguna marcha, conflicto social, entre varios temas.

Uno de nuestros intereses es profesionalizar el medio y dar certidumbre a los productores e inversionistas; reduciendo sus posibilidades de pérdidas ante los riesgos que existen en la industria del entretenimiento , comentó.

Aseguran que el cine mexicano llegue a buen fin

Una póliza interesante es Garantía de Buen Fin (GBF), una herramienta financiera que brinda al productor, coproductor, contribuyente, aportante, fondos públicos (Foprocine, Fidecine, Eficine,), distribuidora, banco y demás inversionistas, la tranquilidad de que la película llegará a buen término durante el tiempo y con el presupuesto establecido.

Pero de no ser así, la póliza, en conjunto con el productor de la película, tomamos las medidas a aplicarse para lograr la terminación de la película en los tiempos establecidos. Porque es una obligación de quien recibe el apoyo terminarla y exhibirla, de no ser así, tiene que regresar el dinero , dijo Carrillo.

En el caso de eventuales sobrecostos que el productor no pueda cubrir, la GBF aportará los recursos necesarios hasta la obtención de la primera copia compuesta o hasta la exhibición de la película, según se contrate.

El 85% de las películas mexicanas que se filmaron el año pasado contó con la protección de nuestra empresa y todas llegaron a buen término , explicó.

LCI Corporativo cuenta con oficinas en México, Colombia y Brasil.

[email protected]