Kobe Bryant cargaba y mostraba orgulloso el trofeo ganado a los Celtics de Boston.