¿Cuántas veces hemos escuchado que los hombres en los hogares digan, ‘ahora vengo, voy a un chequeo médico’?, desafortunadamente esto es poco frecuente. La cultura de la salud y la prevención entre los varones es escasa y son reticentes en aspectos del cuidado personal.

Por esa razón, el mes de febrero ha sido dedicado a la salud en hombres, para eliminar la falsa creencia de que ellos no se enferman y son más fuertes y, así, poder aumentar su esperanza de vida que hoy, oscila alrededor de los 72 años.

“Es fundamental dedicarle el mes a una parte importante de la familia, muchas veces lo dejamos al final”, asegura el doctor Fernando Pérez Galaz, cirujano bariatra y miembro titular del Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad Y Enfermedades Metabólicas. Él destaca que uno de los problemas más comunes para ellos, es la obesidad.

“El 27% de los hombres en edad productiva tiene obesidad y junto con ello viene la hipertensión, diabetes mellitus y enfermedades del corazón. Incluso, está documentada la relación directa de cinco canceres (colon, esófago, gástrico, próstata y vesícula biliar) con este padecimiento. Una persona con obesidad grado dos o tres, tienen siete años menos de expectativa de vida,”.

El también director de la clínica multifuncional Balianz, asegura que si esto no es suficiente para el cambio, hay un agente que sí preocupa mucho a los caballeros y es el relacionado con la disfunción sexual, este padecimiento también está íntimamente relacionado con el sobrepeso.  Se estima que el 79 % de los hombres que presentan disfunción eréctil tienen un Índice de Masa Corporal  de 25 kg/m2 o mayor. Un IMC en el intervalo de 25-30 kg/m2 se asocia a 1,5 veces más riesgo de disfunción sexual y en el rango de más de 30 kg/m2, a 3 veces mayor riesgo.

¿Cómo se explica esta relación?, el doctor Pérez Galaz dijo en entrevista que clínicamente el incremento de circunferencia abdominal es generado por un aumento de grasa dentro del abdomen, esto genera dos cosas: Mayor peso, por lo tanto una inflamación crónica en la vejiga, por otro lado, está relacionado con el síndrome metabólico, un espectro de enfermedades: Resistencia a la insulina, estado de pre diabetes, alteraciones en colesterol, en triglicéridos, hipertensión, apnea del sueño. Algunos de estos factores provocan la inflamación persistente dentro de los vasos sanguíneos, al haber inflamación crónica; incluido el órgano sexual masculino, que funciona cuando éste se llena de sangre, se presenta la disfunción sexual.

“En un estudio con pacientes en Massachusetts con sobrepeso, el 96% reportaron disfunción eréctil, el 40% disminución en el deseo sexual y el 23% eyaculación precoz”.

Pero, se tiene una gran oportunidad de revertirlo

El especialista asegura que esta es una enfermedad 100% prevenible si se detecta a tiempo, por ello, sugiere comenzar por algo muy simple: “Pesarse y medirse, con eso, sacar la masa corporal (relación de peso y talla al cuadrado) y a partir del resultado, si es necesario, acudir a los especialistas dedicados al tratamiento de la obesidad”.

Recordó que la obesidad es un problema médico y crónico, por ello es necesaria una valoración médica formal. “De acuerdo al grado de obesidad, va el tratamiento; desde dieta y ejercicio únicamente, después podrían ser medicamentos, y hasta los procedimientos invasivos (balón gástrico, manga gástrica y bypass gástrico, en este orden)”

“En un estudio hecho a pacientes tratados con cirugía bariátrica, el 95% de estos  eliminaron la disfunción eréctil al salir de rangos de sobre peso”. Lo que evidencia la clara relación peso-disfunción.

El doctor Pérez Galaz  asegura que muchos hombres no se atienden por miedo, pena o falta de tiempo, por ello puso a disposición de los lectores sus redes sociales para resolver dudas: @drperezgalaz

[email protected]