Creemos que para que un país avance económicamente debe tener mentes inquisitivas, creadoras, emprendedoras, debe tener ideas, capital de riesgo que apueste por ellas y un marco jurídico que proteja los derechos de quienes las tienen , dice Andrés Roemer, creador del congreso La Ciudad de las Ideas que hoy inicia en la ciudad de Puebla.

Y con La Ciudad de las Ideas, el congreso al que asisten ponentes de todo el mundo y que también se ha llamado festival de Mentes Brillantes, estamos tratando de hacerlo, de revolucionar la mente, de incentivar ideas que transformen al país y al mundo .

Por lo pronto, lo que se ha transformado notablemente en los últimos cinco años es el evento en sí, ha aumentado su número de ponentes y de patrocinadores y su fama en el mundo, al punto de que cinco países están interesados en importar, para sus ciudadanos, este concepto hecho en México.

Pero el tiempo de los ponentes ha disminuido por lo que podríamos llamar neurorrazones en entrevista Andrés Roemer platica al respecto

Pasaron de 21 minutos a 12 para los ponentes… ¿no es muy poquito?

Aparentemente. Pero Ya lo experimentamos en un evento para el G20, con pláticas de 11 minutos. Además, estudio mucho los temas de la neurociencia, porque es de lo que hablo en Law & Neuroscience en Berkeley, y curiosamente un estudio: The Brain Rules (el cerebro manda) encuentra que el span de atención ha disminuido.

El conocimiento va avanzando muy rápidamente, hace 10 años no existían Twitter ni Facebook pero ya ni te acuerdas de entonces, ahora te llega información de tantos medios, de tantas cosas… si antes el span de atención era de 21 minutos ahora la gente voltea a ver su reloj en una clase o en una conferencia, cuando pasan 11 o 12 minutos, entonces propusimos hacer las pláticas de 12 minutos con 12 segundos, también en honor al año 2012.

Sin embargo, si hay gente a la que le damos más tiempo, porque toca temas más complejos, y hay quienes van a tener intervenciones de cinco minutos.

Tu puedes decir cosas importantes e inteligentes en cuatro horas, pero si en 12 minutos no pudiste motivarme para a que yo siguiera interesado en el tema, investigando es que no lo hiciste bien.

Eso aumenta el número de ponentes…

Totalmente, tenemos, en lugar de 40 ponentes, 60. Pero nos volvimos muy eficientes en términos de costos, y tenemos más patrocinadores y más presupuesto y el evento ha tomado tal fama que mucha gente casi paga por venir.

¿Qué sabes de las repercusiones que tiene en la gente este evento?

Tenemos algunos indicadores. Los primeros dos años tuvimos que regalar boletos, este año hace cuatro meses ya no hay boletos.

Tenemos cuatro millones de seguidores en Youtube, hubo 14 millones de búsquedas de algunos temas...

Por otro lado, empezamos con 3 o cuatro patrocinadores, ahorita tenemos cerca de 20. Cinépolis lo pone en nueve salas en horarios no sólo de la mañana sino también en estelares (dos semanas después del evento).

Antes teníamos a mucha gente brillante que, antes de venir, no sabía dónde estaba México y menos Puebla, ahora acabo de regresar de PopTech, en Maine, un congreso al que fui hace cinco años y no había regresado, y el director, que ni me conocía, se me acercó y me dijo No sabes lo que he oído de tu evento , La Ciudad de las Ideas ya es una referencia internacional, te lo digo porque he estado en Munich, en Israel, en Holanda, en Oxford, en Edimburgo, en Canadá, en Long Beach, en todos lados lo conocen.

En Proyecto 40, todos los días de 2:30 a 3:30 de la tarde tienen un programa de La Ciudad de las Ideas, hemos logrado proyectos registrados, hay gente que me dice que le cambió la vida y la manera de pensar, pero la satisfacción más grande es ver que la gente tiene hambre de aprender.

Otro indicador es que ya se exportó a España nuestro proyecto, se va a llamar El ser creativo, me han hablado de Dubai, de Chile, Colombia y Argentina para importarlo, lo estamos negociando.

En E-bay pagaron 27,000 pesos por un boleto.

Gente de TED (los pioneros en este tipo de encuentros con 27 años en el mercado) ya nos llamó para que les ayudemos con la escenografía, porque la que tenemos con Philipe Amand y Pablo Corquidi es única.

Tenemos un programa que es un libro como de cuentos…

¿Por qué son necesarios esos adornos, como la escenografía o la edición del programa?

Porque tengo que meter a la gente. Todo está pensado. Que esté todo en un solo lugar influye. Si piensas Voy a una plática y luego a cenar y luego tal vez regreso a otra no estás adentro. Te tengo que meter para revolucionar el cerebro. Es como el cine, la luz se oscurece para que no te distraigas en otra cosa. Aquí es igual, tienes que sentir, es una experiencia que vas a vivir, pero vas a escuchar, lo más importante de unos 60 libros en tres días, tienes que poder asimilarlo. Entonces tengo que jugar con tiempos, con dinámicas de pelotas y con toda una parafernalia para que los cerebros realmente evolucionen. Y no es el qué estás aprendiendo sino el cómo.

Cuéntame alguna novedad de este año que te tenga muy emocionado.

Tenemos un nuevo premio patrocinado por Comex y Singularity University, en el que invitamos a ciudadanos de todo el mundo, es la beca Giften Citizen (ciudadano dotado) a proponer una idea que cambiaría la vida de 10 millones de personas los próximos seis años.

Recibimos más de 1,300 solicitudes de 28 países, de las que ganaron 34 personas de 13 países, 12 de ellos son mexicanos. Y uno de ellos se va a ganar 100,000 dólares y le vamos a ayudar a que sus ideas lleguen muy lejos.

Ya no hay boletos, pero para quienes se interesen en La Ciudad de las Ideas, además de las funciones en cine y el programa de tele, Roemer avisa que preparan pequeñas Ciudad de las Ideas Express, durante todo el año y no sólo en Puebla y bueno, el tema para el 2013 será el Peligro.

[email protected]