Con más de 400 años de tradición, la fiesta de los tastoanes, que representa la batalla que libraron los caxcanes contra los españoles en el Cerro del Mixtón, cada año genera una afluencia de visitantes y turistas que ronda las 40,000 personas en los municipios de Zapopan y Tonalá

El pasado fin de semana, a partir del día 25 se realizó la tradicional Jugada de tastoanes por las calles de la cabecera municipal de Tonalá y las actividades seguirán hasta el día 30 de julio.

Parte medular de esta tradición, en torno a las festividades de Santo Santiago Apóstol, es la elaboración artesanal de las máscaras, que los participantes portan con gran orgullo. Los materiales más comunes son el barro, la fibra de maguey, íxtle y colas de caballo y de vaca.