Los Angeles, EU. Casi 21 millones de personas vieron la 71 entrega de los Globos de Oro el domingo por la noche en la televisión estadounidense, la mejor audiencia de esta ceremonia en los últimos 10 años, según cifras de Nielsen publicadas por Variety el lunes.

La gala de tres horas, transmitida por el canal NBC desde el hotel Beverly Hilton de Beverly Hills, reunió a 20.9 millones de telespectadores, lo que significó un alza de 6% respecto de los 19.7 millones de la edición del 2013.

Es el mejor índice de audiencia de los Globos de Oro desde el 2004, año en que el triunfo de la última entrega de El señor de los anillos: El retorno del rey, congregó a 26.8 millones de telespectadores.

Esta saludable cifra de audiencia refleja el aprecio del público por las dos presentadoras de la velada, las comediantes Tina Fey y Amy Poehler, que animaron los Globos de Oro por segundo año consecutivo y lo harán una vez más el año próximo.

La gala de anoche funcionó una vez más gracias a que las presentadoras saben cómo hacer televisión , escribió un crítico televisivo en la revista Time.

La 71 entrega de los Globos de Oro coronó a Escándalo americano, de David O. Russell, con tres trofeos (Mejor comedia, Mejor actriz de comedia para Amy Adams y Mejor actriz de reparto para Jennifer Lawrence), mientras 12 años de esclavitud debió contentarse con el premio a Mejor película dramática, tras perder otras seis categorías en las que estaba nominada.

De los cuatro premios a los que aspiraba la cinta Gravead, obtuvo el de Mejor director para el mexicano Alfonso Cuarón.

Los otros ganadores de la noche fueron Leonardo DiCaprio por El lobo de Wall Street, Cate Blanchett por Blue Jasmine y Matthew McConaughey y Jared Leto por Dallas Buyers Club.