Son la 1:45 de la tarde y el Sol amenaza con volver a salir: Juanga ya va a llegar, por eso salió el sol , dice doña Socorro, que va junto a mí, deseando entrar a la fila que conducirá a la explanada del Palacio de Bellas Artes. Y mientras investigamos por dónde debemos entrar, prosigue: Falté al trabajo para venir aquí. Me iba a venir desde las 7, pero tenía que recoger a los niños de la escuela .

NOTICIA: Cenizas de Juan Gabriel parten de su casa en Ciudad Juárez hacia la CDMX

Frente a la entrada principal del recinto un oficial de policía informa que el acceso al evento será por la calle de Dr. Mora, junto al Hemiciclo a Juárez. Igual y no vamos a alcanzar , dice una señora que pasa los 60 años. Doña Socorro decreta: No, no diga eso. Sí lo vamos a ver. No hay que ser negativos . El flujo de gente es constante y abrumador... La fila va desde el palacio hasta el Hemiciclo. De hecho, son dos filas que corren paralelas. Desde acá no se alcanza a ver la gente que va rodeando el palacio o inunda el Eje Central. En unas horas, las calles aledañas estarán inundadas de gente. Aún es posible acercarse al comedor comunitario, en donde por 10 pesos comes arroz y chicharrón en salsa verde. También venden quesadillas y pollo con mole.

FOTOGALERÍA: Bellas Artes rinde homenaje a Juan Gabriel

Entre las filas está un sujeto que viste pantalón, camisa azul y zapatos sucios, con la pancarta: Juanga fue al cielo. Sí pudo apartarse de sus PK2 e imitar a Jesús . Muchos tienen pancartas con versos de las letras de Juanga, collages de sus fotos, banderitas con la foto de Juan Gabriel y la bandera de México. Del lado de Hidalgo y del Eje Central está la vendimia; hay banderitas, discos y el DVD de la serie , expresa doña Socorro.

Pasadas las 2, las dos filas están al tope. Ya no cabe la gente. Yo vengo desde Puebla con mi hermana y mi sobrino. Hasta pagamos hotel. La última vez que estuvo en concierto no pude verlo porque no tenía dinero. Ahora sí lo iba a ir a ver y que se muere, chingada madre , dice alguien.

VIDEO: Obama, triste por la muerte de Juan Gabriel

Desde donde estamos, las megapantallas que pusieron no se alcanzan a ver y menos escuchar. Alguien, gracias a las redes, nos dice que las cenizas ya llegaron a la CDMX, que va saliendo del aeropuerto y que a las 3 nos dejarán entrar. Más adelante, en la fila, otra señora hace gestos, asegura que falta mucho para entrar.

También hay karaoke: la gente llega, se apunta en una lista y va pasando a cantar. Algunos lo hace muy bien, otros provocan risas.

NOTICIA: Fans reciben cenizas de Juan Gabriel

A las 3 de la tarde, llega una noticia incómoda: Que hasta las cuatro van a abrir , informa el hijo de doña Socorro. Ni modo, mientras no empiece a llover , responde ella. A las 3:45 se suelta un poco la lluvia, pero la fila comienza a avanzar. Todos nos vamos distrayendo un rato con Fernando de La Mora y Aida Cuevas, que cantaron en la explanada...

A las 6 de la tarde estamos frente a la entrada, sólo faltan unos minutos para entrar. De pronto se escuchan pedazos de sus canciones y casi todos los de la fila las tararean con sentimiento. A doña Socorro se le salen las lágrimas.

NOTICIA: Nicolás Alvarado se disculpa por su texto "inoportuno" sobre Juan Gabriel

Por fin entramos al vestíbulo y ahí están... Del lado derecho, la caja de madera con la virgencita plateada al frente. Doña Socorro se persigna... y solloza. Sólo unos segundos, porque no podemos detenernos. Doña Socorro sale en silencio... Voltea y se despide con una sonrisa: logró despedirse de su ídolo.