México.- Una exposición que reúne por primera vez algunos de los retratos de cuerpo entero que realizó el pintor impresionista, Pierre-Auguste Renoir, quien nació un 25 de febrero de 1841, puede ser visitada en el Museo Frick Collection, de Nueva York.

Entre los cuadros que pueden disfrutarse en la exposición denominada "Renoir, impresionismo y retratos de cuerpo entero", que permanecerá abierta al público hasta el próximo 13 de mayo, destacan "Danza en el campo", "Danza en la ciudad" y "Danza en Bougival", todos pintados en 1883.

El director adjunto del museo, Colin Bailey, y el curador de la muestra, Peter Jay Sharp, señalaron que nunca antes las pinturas habían sido presentadas juntas, y que la hazaña fue posible gracias a los préstamos de distintos museos, como el d*Orsay, en París.

Algunas obras que también se exhiben son "La bailarina" (1874), "La parisina" (1874), "El paseo" (1975-76) y "Acróbatas del circo Fernando" (1879), entre otras; las cuales no generaron demasiado interés en la época, pero que con el paso del tiempo se han convertido en joyas de arte.

Pierre-Auguste Renoir nació en Limoges, Francia, pero en 1845, con tan sólo cuatro años de edad, él y su familia tuvieron que mudarse a París, en donde continuó sus estudios pictóricos y trabajó en el taller de los hermanos Lévy, decorando piezas de porcelana.

En 1858 se dedicó a realizar pinturas en abanicos, en donde adquirió su gusto por las pinceladas rápidas y de gran luminosidad, hasta que en 1862, debido a unas pinturas que realizó para unas misiones religiosas, decidió postularse en la Escuela de Bellas Artes de París.

Al ingresar a la academia ingresó el taller del maestro Gleyre, en donde conoció a artistas como Claude Monet (1840-1926), Frédéric Bazille (1841-1870) y Alfred Sisley (1839-1899), con quienes inició años más tarde el movimiento impresionista.

Sus primeros intereses como pintor se inclinaron por la escuela de Barbizon, de estilo clásico, romántico y realista, con los que no obtuvo buenas críticas; pero la primera obra que expuso en la galería L*Esméralda, en 1864, recibió una muy buena acogida, aunque después de la exposición la destruyó.

Posteriormente, se dedicó a pintar cuadros al aire libre, al lado de Monet y a orillas del río Sena, en donde también realizó gran cantidad de paisajes y de cuerpos humanos, principalmente femeninos, como el de su amante Lise Tréhot.

Según los expertos, el período impresionista de Renoir abarca de 1870 a 1883, lapso en el que pintó gran cantidad de paisajes; aunque consideran que sus obras más influyentes tienen como temática la vida social urbana.

De esta época data su "Retrato de Madame Charpentier con sus hijos", aún impresionista, y que le fue encargado por el editor Charpentier, quien le ayudó en años difíciles, económicamente hablando y quien le ayudo a colaborar con ilustraciones para un libro de Emile Zola.

Para 1890, Renoir cambió su estilo, que hasta entonces había sido influido sustancialmente por Dominique Ingres, en el que retoma nuevamente los temas que le son predilectos, pero con la fluidez en las pinceladas de Ingres.

En 1903 se trasladó a Cagnes, en donde construyó la casa 'Les Colletes' en un espeso árbol de olivo, y que posteriormente convirtió como un estudio al aire libre, en el cual produjo obras que resultaron sumamente interesantes.

Para 1907 los dolores provocados por la artritis le resultaban insoportables, según algunos biógrafos, pesaba 45 kilogramos. Tres años después quedó postrado en la cama, pues ya no podía desplazarse ni con la ayuda de muletas.

Al morir su esposa Aline, en 1915, Renoir continuó pintando para ahogar su pena, ayudado por un caballete especial que le permitió realizar obras de grandes formatos aun estando en silla de ruedas.

Finalmente, Pierre-Auguste Renoir murió el 3 de diciembre de 1919, luego de visitar por última vez el Museo del Louvre, en donde ya se exponían algunas de sus pinturas.

BVC