Al inaugurar la 35 edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM), el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, dijo que pese a los esfuerzos de varios sectores, ha sido imposible que el fomento de la lectura logre arraigarse entre la población mexicana. Los avances son lentos y lamentablemente insuficientes , dijo, por lo que consideró que la producción de libros y de cultura deben ser acciones prioritarias para el Estado.

Aclaró que muchos de estos grandes esfuerzos por fomentar la lectura no han sido exitosos, por ello anunció que este año la UNAM iniciará el Programa Universitario de Lectura Universo de letras , que tendrá varias estrategias de impulso al gozo de la lectura entre sus más de 337,000 estudiantes.

Entre las acciones que se pondrán en marcha dentro de este programa, comentó que está un Seminario de fomento a la lectura y un diplomado para formar narradores oradores. Además de establecer la cátedra extraordinaria de lectura bajo el nombre de José Emilio Pacheco, que cuenta con la autorización de la familia, el cual tendrá como objetivo la formación de escritores mediante una guía académica, expuso.

En compañía del gobernador de Morelos, Graco Ramírez (entidad invitada a esta feria), del jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, así como del ex presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero; Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta, y Fernando Macotela Vargas, director General de la FILPM, Narro Robles expresó que la producción nacional de libros no es mala, somos los segundos en América Latina, sólo después de Brasil.

La lectura, añadió, va de la mano de la educación y sin mejores niveles de educación difícilmente se lograrán mayores niveles de cultura y de educación, por ello, insistió, se requiere convencer a todos que la lectura es uno de los grandes placeres de la vida.

La fiesta del espíritu, de la inteligencia y la imaginación, del saber y la creatividad; la fiesta en favor de los valores y la inclusión: la FILPM permanecerá abierta hasta el 3 de marzo.

GDF, PRESENTE

Por primera vez en 35 años de la FILPM, el gobierno de la ciudad de México participará con un stand, donde obsequiarán al público asistente 10,000 libros, los cuales son producidos por el Gobierno del Distrito Federal, adelantó Miguel Ángel Mancera, al participar en la ceremonia de inauguración.

El mandatario local destacó que la feria del Palacio de Minería no sólo es la más antigua del país, sino que constituye una parte fundamental de la vida cultural de la ciudad de México, porque ha sido fuente de inspiración para impulsar otras ferias en el país.

Los libros y la cultura son siempre la mejor inversión, porque estimulan la reconstrucción del tejido social, son una forma de favorecer la paz y la convivencia, pero además, forman ciudadanos, dueños de sus ideas y pensamientos críticos y propositivos’’, destacó y agregó que aunque Morelos es el invitado este año, la capital aprovechará el foro.

Una feria como ésta contribuye a transformar la edificación de lo que queremos construir, que es un capital social, porque la nutrida oferta editorial que presenta es el resultado de una concepción plural, diversa e incluyente del conocimiento, así como un llamado a todos los sectores presentes en la ciudad a participar en ella.

La capital estimula la reconstrucción del tejido social a través de programas como El Libro Club, Los Faros, La Feria Internacional del Libro en el Zócalo, Leer de Boleto en el Metro, arte en espacios públicos o espacios marginados y los colectivos independientes, detalló.

Recordó que habrá 600 editoriales con más de 300 escritores, 1,440 actividades y serán homenajeados los capitalinos Octavio Paz, José Revueltas y Efraín Huerta, así como otros escritores que murieron este año: Juan Gelman, José Emilio Pacheco y Federico Campbell, este último falleció el pasado fin de semana. (Con información de Rubén Torres)