Distintas personalidades de la esfera pública han expresado su respaldo a la marcha de mujeres realizada el viernes 16 de agosto, en donde el patrimonio cultural y diversas instalaciones públicas fueron grafiteadas con demandas de seguridad y cese de la violencia contra las mujeres.

Y aunque el monto de las reparaciones de la Columna de la Independencia —agendadas para estas fechas— todavía no se han dado a conocer, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura determinó que necesita más tiempo para realizar estudios que indiquen el nivel de deterioro del emblemático Ángel.

El Gobierno de la Ciudad de México, incluido su secretario de Cultura, Alfonso Suárez del Real, indicaron respaldar “toda acción pacífica que exija a la autoridad transformar la dolorosa e injusta atmósfera de agresiones que actualmente viven las mujeres”, según dio a conocer por escrito Suárez del Real, en una carta titulada “Causas que unen e iras que distancian”, y que a solicitud de El Economista el autor señaló que es su “posición institucional”.

Sin embargo, en dicho documento el secretario también expresó que “la legítima exigencia de justicia a las víctimas de violaciones y ataques sexuales a la que convocaron varios grupos de mujeres en ejercicio de su pleno derecho, se vio “violado” por actos que desplazan esa legítima defensa para polarizar a una sociedad que junto a su gobierno clama por establecer una atmósfera de seguridad urbana que garantice el pleno disfrute del espacio y de la vida pública para todas y todos sus habitantes y visitantes”.

Añadió que “quienes afirman que el vandalismo es la vía para derrocar al patriarcado, no entienden que las y los capitalinos le estamos apostando al exterminio absoluto de cualquier tipo de violencia, provenga de donde provenga; y la violación al imaginario colectivo expresado en hitos —como la Columna de la Independencia— no corresponde con la búsqueda de la desaparición de la violencia que tanto nos destroza e indigna.

“A nosotros nos preocupa y nos ocupa procurar a las víctimas y a sus familias la justicia que merecen”, concluyó Suárez de Real.

Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que ofrecerá una disculpa pública debido a la narrativa que utilizó para referirse a las marchas feministas realizadas el fin de semana pasado.

[email protected]