El servicio europeo Copernicus sobre el cambio climático anunció que julio del 2019 fue el mes más caluroso en el mundo desde que se miden las temperaturas, justo por encima del registrado en el mismo mes en el 2016. A pesar de la veracidad que pudieran tener estos datos, Reynaldo Pascual Ramírez, jefe de proyecto de pronóstico Estacional del Servicio Meteorológico Nacional, asegura que estos datos no aplican para México cuando se habla específicamente.

Según datos de Copernicus, el mes de julio del 2019 fue 0.04 grados más caluroso comparado con el mes de julio del 2016, año del récord precedente, marcado por la influencia del fenómeno climático de El Niño.

Además, el reporte indica que la temperatura del mes de julio del 2019 fue 0.56 grados más elevada que el promedio del periodo 1981-2000. Esto representa casi 1.2 grados por encima del nivel preindustrial, base de referencia de los expertos de la ONU sobre el clima.

Estos datos se dan en una escala mundial, pero cuando se aterrizan a lo local, “con nuestros datos a través de las estaciones del Sistema Meteorológico Nacional y aplicados a nuestro país, se sabe que este julio del 2019, se ubicó como el cuarto julio más cálido (esto desde 1953 a la fecha)”.

El SMN ha calculado para este julio un promedio de la temperatura media nacional de 26.5 grados Celsius (°C). “Esto es idéntico a julio del año pasado y estamos relativamente cerca del julio más cálido en el 2016 cuando se alcanzó 26.8°C. Por otro lado, los julios más frescos ocurrieron en 1976 y 1984, con un promedio de 22.5°C”.

Sobre las declaraciones que hace Jean-Noël Thépaut, jefe del servicio meteorológico Copernicus, en su comunicado, donde aseguran que julio es generalmente el mes más caliente del año en el mundo, Pascual Ramírez asegura en entrevista para El Economista que esto no necesariamente aplica para México.

“Nosotros tenemos un clima más tropical, para nosotros los meses de mayo y junio son los más cálidos, pues después viene la temporada de lluvias, lo que hace que las temperaturas máximas disminuyan, nuestras temporadas más altas se registran en primavera y algo del verano”.

El mensaje a la ciudadanía

El especialista asegura que cuando recibimos este tipo de noticias los ciudadanos lo que debemos hacer es preocuparnos por nuestra salud, no exponernos a altas temperaturas, sobre todo por encima de los 45°C. Después sigue preocuparnos por los animales.

En el reporte europeo se indica que julio estuvo principalmente marcado por una canícula corta, pero muy intensa, donde varios países como Alemania, Bélgica, Holanda y Francia batieron sus récords de calor.

En este sentido, el especialista indica que éste es otro tema climatológico al que se le da seguimiento, sin embargo, el término como se utiliza en regiones europeas es distinto para México.

“En las regiones mediterráneas las lluvias no son de verano, sino de invierno, y las altas temperaturas sí ocurren en esos meses, en el caso de México la canícula solamente la podemos visualizar como un descenso de la cantidad de lluvias que cae, pero la percepción es menor y no está tan relacionada con las altas temperaturas”.

Recordó que México se puede dividir en dos partes cuando hablamos de temperaturas, por lo que no son los mismos efectos durante el año y debemos estar muy atentos de manera local.

Pidió atender a los comunicados tanto del Servicio Meteorológico Nacional como de la Comisión Nacional del Agua, ya que cualquier fenómeno o aviso a la sociedad que pueda traer consecuencias se estará anunciando por este medio.

Finalmente, recordó que la tendencia, tanto global como de México, es al incremento de temperaturas año con año, “eso es evidente y tal vez no en los mismos rangos, pero al parecer seguirá ocurriendo y tenemos que seguir monitoreando para conocer sus efectos”.

[email protected]