Hoy empiezan las pruebas de sonido y los próximos 11, 14 y 15 de mayo el cuarteto irlandés U2 tocará por cuarta ocasión nuestro país, esta vez con su U2 360° Tour, considerado por ellos mismos como su gira más ambiciosa y espectacular en sus tres décadas de existencia.

El U2 360° Tour, desde su arranque el 30 junio del 2009 en el Estadio Camp Nou de Barcelona, ha sorprendido con su fastuoso escenario a sus seguidores en diferentes ciudades de Europa, Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos, y Sudáfrica. En América Latina el fenómeno se repitió en Chile, Argentina y Brasil.

Cuando la gira 360° llegue a nuestro país, ya habrá sido vista por 4 millones de fans.

Se calcula que será la gira mundial más rentable de todos los tiempos, al obtener 700 millones de dólares por ganancias netas de entradas. Toda ella gira en torno de The Claw (La Garra), un escenario en formato 360° pensado para permitir a los asistentes una gran visibilidad en cualquiera de sus ubicaciones.

Desarmando a The Claw

El creador del concepto fue Willie Williams, director de los conciertos de U2, quien al término del Vertigo Tour en el 2006 presentó un boceto de un monstruo de cuatro patas, de lo que se convertiría en La Garra, una enorme estructura que permite crear una proximidad física real con la multitud.

Durante años la banda había buscado la manera de hacerlo en 360°, pero no habían encontrado la ingeniería necesaria para construir una estructura temporal capaz de soportar el peso, que no tomara más de dos semanas en construirse y una semana en desmantelarse. Y lo más importante de todo, que permitiera una vista sin obstrucciones al público.

Williams, en colaboración con el arquitecto Mark Fisher (quien participó en las giras ZooTV, Popmart, Elevation y Vertigo), lograron el innovador diseño 360°, en combinación con lo último en tecnología LED y la imaginación de los integrantes de la banda, quienes se involucraron de manera creativa en el proyecto.

El escenario fue construido por la empresa belga StageCo, que diseñó y construyó para U2 los escenarios del Popmart Tour en 1997. Uno de los requisitos de construcción fue que el escenario se pudiera construir y desmontar en poco tiempo. Por lo tanto, el reto era la manera de montar y desmontar la construcción de 254 toneladas.

También había que encontrar una solución para la instalación de la luz y el sonido. El armado requirió del uso de presión muy alta para montar y desmontar la construcción, que consta además de una pantalla cilíndrica que pesa 54 toneladas y está hecha de un millón de piezas.

Dado que sólo hay un tiempo relativamente corto entre concierto y concierto, la empresa belga construyó tres escenarios idénticos. Uno se utiliza para el espectáculo, mientras que el segundo ya está siendo construido en la ubicación siguiente y el tercero está siendo desmantelado en la ubicación anterior.

Adaptación al Azteca

Desde el viernes 29 de abril empezaron a traer campers y algunas unidades que se utilizarán como camerinos, tanto para la producción como para la banda. Llegó también un contingente grande de tráileres, en total serán 90.

Tres veces más que en cualquier otro concierto que hayamos tenido, dijo al El Economista Héctor Raúl Barrios, director de Operaciones del Estadio Azteca, encargado de la logística para el montaje de la producción.

El montaje empezó el domingo 1 de mayo. Se utilizarán aproximadamente 5,500 metros cuadrados para montar el escenario. Sabemos que el pasto ya no servirá, por lo cual ya tenemos listos 6,500 metros de césped en el vivero.

En cuanto a tiempos, todo va en orden, asegura Barrios. La gente de EU trabaja desde las 8 de la mañana del día de hoy (lunes 2 de mayo) en la colocación de la base del escenario. Todo estará listo para el soundcheck del 9 y 10 de este mes. Entre la gente de México, la producción de EU y el Estadio Azteca, estamos trabajando alrededor de 250 personas .

Sólo para la banda solicitaron 2,500 metros cuadrados. Hay un estacionamiento en el lado sur que se está acondicionado para un hospital, catering para el grupo y zonas de descanso. Tendremos un récord de entrada de 110,000 personas en cada uno de los tres conciertos .

[email protected]