Como preparación para la celebración del Día de Muertos en la Ciudad de México, en el Panteón Xoco la gente visita y decora las tumbas de sus seres queridos.