Gerais, una zona minera que se encuentra a 100 kilómetros de Belo Horizonte, y esta a cargo de la compañía Samarco, sufrió un deslave provocad por la ruptura de una presa que terminó por inundar la villa de Bento Rodriges. Unas 500 personas fueron rescatadas y al menos 17 personas se encuentran desaparecidas.