Si alguien puede dudar de que el mexicano Alfonso Cuarón sea el mejor director de cine del 2014 por Gravedad, como lo afirma el Globo de Oro que ganó ayer, de lo que no cabe duda es de que dio uno de los mejores discursos en la ceremonia de entrega de estos premios, en la que casi todos los laureados dijeron, qué sorpresa, no preparé nada, y se limitaron a hacer listas de agradecimientos.

Agradeció especialmente al equipo de técnicos, cediéndoles buena parte del crédito al decir: Debido a mi acento tan grueso, acabaron haciendo lo que creyeron mejor y no lo que yo les había pedido que hicieran .

A Sandra Bullock, que carga sobre los hombros casi toda la película, le dijo: Gracias por no renunciar, ni siquiera cuando pensaste que te había dicho que te iba a dar un herpes, cuando lo que quise decir fue ‘earpiece’ (un audífono) .

Cuarón fue elegido entre Paul Greengrass por Capitán Phillips; Steve McQueen, por 12 años de esclavitud (12 Years a Slave); Alexander Payne, por Nebraska, y David O. Russell, por Escándalo americano (American Hustle).

Como premios, los Golden Globe Awards quizá no sean tan valiosos, como afirmó Concepción Moreno en este espacio el año pasado, pero como ceremonia esta entrega resulta sin duda más relajada, divertida y amable que el Oscar.

Los premios estuvieron repartidos de manera casi equitativa, así la cinta con mayor cantidad de premios, Escándalo americano, se llevó tres: Mejor cinta cómica o musical, Actuación femenina (para Amy Adams) y Coactuación femenina (para la imparable Jennifer Lawrence).

Con dos quedaron Dallas Buyer Club, para las actuaciones masculinas de Matthew McConaughey (protagónico) y Jard Leto (secundario), y Her, que se llevó los premios a Guión y Música original.

Matthew McConaughey agradeció también a su mamá, que lo mandaba a afuera a jugar en lugar de dejarlo ver la televisión media hora más: No dejes que alguien haga en la tele las cosas que tú deberías estar haciendo .

La película ganadora del premio que en general se considera más relevante, el de Cinta dramática, 12 años de esclavitud, sólo obtuvo ese premio.

Lo mismo sucedió con la cinta de Cuarón y con El lobo de Wall Street, de Martin Scorsese, que tuvo como único premiado a Leonardo DiCaprio como actor de cómico o musical, cosa que él agradeció.

DiCaprio hizo un homenaje a Scorsese: Soy de una generación de actores que creció admirándote , dijo y lo destacó como uno de los más grandes artistas del cine.

Otra categoría en la que Gravedad pudo haber ganado, Actuación femenina dramática, para Sandra Bullock, le fue arrebatada por la fenomenal actuación de Cate Blanchett en Blue Jasmine, de Woody Allen, quien dio también un magnífico y divertido discurso. La gente en casa puede escuchar esta musiquita o cree que de pronto los ganadores nos apresuramos porque nos entran súbitos ataques de pánico .

Diane Keaton, al hablar en nombre de Woody Allen, a quien se concedió el premio de trayectoria Cecil B. DeMille, había destacado hacía unos momentos la importancia de los papeles femeninos en las películas de un director que nos ha acompañado mucho tiempo en la búsqueda de la neurosis .

Sin premio se quedaron cintas muy celebradas como Nebraska, de Alexander Payne, e Inside Llewyn Davis, de los hermanos Ethan y Joel Coen.

[email protected]