La crisis económica mundial del 2008 obligó a replantear las ideas económicas y sobre los mercados vigentes hasta entonces. Muchas de esas ideas fueron las que la desencadenaron. Fue tal el impacto de la crisis, que se llegó a decir que esta grave recesión económica anunciaba el fin del sistema capitalista.

El mundo entonces reclamó a los economistas por no prever el problema. La crisis puso en relieve la desvinculación entre la ciencia económica y la población y sus problemas inmediatos. Pasada la crisis, surgió un interés por traer a la Economía al siglo XXI, y que se ocupase de los problemas económicos que aquejan al nuevo siglo. Una de las iniciativas en este sentido fue la creación del Institute for New Economic Thinking (INET), impulsado por el inversionista George Soros, un centro de estudios económicos sin fines de lucro con la misión de nutrir una comunidad global de líderes económicos de próxima generación, provocar un nuevo pensamiento económico e inspirar a la profesión de economía a enfrentar los retos del siglo XXI .

Uno de los proyectos financiados por el INET a instancias de la Royal Economic Society es el Curriculum in Open-access Resources in Economics (CORE), curso en línea e interactivo que tiene como finalidad sacar del estancamiento en que se encuentra a la enseñanza de la economía en las universidades desde hace unas décadas. La Economía es una disciplina muy dinámica, pero los programas académicos universitarios, en opinión de los especialistas encargados del proyecto CORE, no van al mismo ritmo.

Wendy Carlin, una de las responsables del proyecto, indica que la ciencia económica ha tenido avances recientes en teoría, historia económica y métodos cuantitativos han proporcionado herramientas para abordar problemas apremiantes de desigualdad de oportunidades, inestabilidad financiera y cambio climático. No obstante, las universidades imponen un currículo a los estudiantes que está cada vez más alejado de lo que los economistas conocen ahora.

Detrás del CORE existe una comunidad de profesores y estudiantes de todo el mundo que han contribuido para la creación del curso. Se basa, anuncia el sitio en línea del proyecto, en desarrollos recientes en economía y otras ciencias sociales. Las primeras versiones del curso, que inició en el 2014, ya se han aplicado en instituciones como la Cornell University en Nueva York y la University College London.

Desde septiembre del 2017 está disponible la versión 1.0 del curso completo de economía, que incluye unidades como Desigualdad económica, Innovación, información y economía de red, Interacciones sociales y Economía y medio ambiente. El curso está sujeto a revisión continua por parte de la comunidad, entre los que hay profesores que usaron el texto, estudiantes, ayudantes de docencia y expertos externos.

Las unidades cuentan con apoyo visual, que comprende gráficos interactivos, videos de entrevistas con economistas actuales destacados y videos de animaciones. CORE es gratuito, y la única limitante es que no cuenta con una edición en español; los idiomas en los que está disponible son el inglés y el francés.