La primera semana de febrero, la Ciudad de México volverá a convertirse de epicentro del mercado del arte en América Latina. Este año, en particular, la semana de arte se afianzará como principal referente regional con una oferta sin precedentes y una novedad, prueba de que la efervescencia aún no ha llegado a su pináculo.

Se trata de la primera edición de la feria Bada MX que tendrá lugar del 6 al 9 de febrero en el Campo Marte y dará espacio para que 100 artistas o colectivos sin representación puedan exhibir su obra, negociar su venta y cerrar los tratos sin intermediarios, tal como se lleva a cabo en la feria símil en Argentina desde hace ocho años.

La presentación se llevó a cabo este jueves en el Espacio CDMX, en el Bosque de Chapultepec, y estuvo encabezada por Leni Ibargüengoytia, directora artística de Bada MX; Daphne Ibargüengoytia, directora ejecutiva; Ana Spinetto, directora general de la Fundación Bada; José Manuel Azpiroz, director de marca Banco Azteca, principal patrocinador del proyecto.

“Hay artistas talentosísimos que muchas veces no encuentran lugares donde exponer y podrán tener un lugar en Bada. Esta plataforma es para artistas donde logran que gente desconocida vea su obra, porque la obra se completa con la mirada del otro. Y en este encuentro se podrá escuchar al artista para saber en qué se inspiró, por qué usó esa técnica; encontrar, nosotros mismos, qué tenemos en común con el artista que hace que esa obra nos conmueva. Y también, para el artista es valioso saber lo que detona la obra en un desconocido”, explicó Spinetto.

Para integrar la lista de 100 artistas participantes, el comité de selección revisó al trabajo de más de 3,000 artistas y colectivos provenientes de México, Argentina, Chile, Panamá, Colombia y Estados Unidos. La selección final incluye todo tipo de plataformas artísticas: pintura, escultura, dibujo, gráfica, instalación, video, fotografía y nuevos medios.

Algunos de los artistas seleccionados son Adela Mizrahi, Carlos Vargas Pons, Colectivo Inevitable, Gina Pani, Manolo Garibay, Mónica Rangel Havaux, Rijlaarsdam, Pedro Trueba y TintaLuz.

“Entre los criterios de selección que usamos, primero está, por supuesto, la calidad de la obra. Es importante el manejo de la técnica, pero también buscamos ese tipo de arte que muchas veces la gente no encuentra en las galerías ni en los museos. El arte contemporáneo ha tomado un giro que muchas veces se aleja de lo que la gente elegiría para tener en su casa. En Bada buscamos mucho el arte que conmueve desde distintos lugares”, añadió la directora de la fundación.

Además de los 100 artistas participantes, Bada MX dará espacio para la presentación del trabajo de cinco artistas, alumnos o egresados de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, que fueron seleccionados a partir de un certamen.

Para autogestionarse

En ese contexto, el pintor Rafael Cauduro recibirá un homenaje en ocasión de la celebración de sus 70 años. Los organizadores coincidieron en que ha sido un referente de los artistas autogestores.

“El maestro Cauduro empezó con galerías, pero muy pronto se dio cuenta de que él podía ser la mejor persona que hablara de su obra. A partir de ello, siempre se representó a sí mismo y llegó a ser uno de los artistas más emblemáticos del país. Para nosotros él es una referencia que queremos dar a los artistas badas”, explicó Leni Ibargüengoytia.

Para ello, anunció que, además del programa de exhibición, Bada MX ofrece tres seminarios gratuitos para los artistas participantes enfocados en venta, curaduría y administración de redes sociales. “Creemos que es importante que, antes de que (los artistas) entren a la feria, sepan cómo venderse, cómo administrar sus redes y cómo curar”.

Finalmente, Spinetto comentó que “el mundo ha cambiado: existen nuevas plataformas donde los intermediarios tienden a desaparecer. Creemos que todo va para allá, a los lugares de encuentro directo entre el que da algo y el que lo quiere comprar. Bada es eso. Estamos bien alineados con eso”.

[email protected]