Como una buena señal califica el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), José Franco, el aumento de alrededor de 15%, anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto, a la inversión pública en ciencia, tecnología e innovación.

Esto con todo y que el aumento no corresponde exactamente al planteamiento hecho por el sector de elevar anualmente en 0.1% del Producto Interno Bruto esta inversión para que se pudiera llegar a final del sexenio a 1%, que está mandatado en la Constitución Política mexicana.

Esto implicaría que cada año se tendrían que incrementar en unos 15,000 millones de pesos , dijo Franco, pero aclaró que si bien no están los 15,000 millones, los casi 9,000 millones implican un crecimiento importante de todo el sistema de ciencia y tecnología.

Es un incremento sustancial y no tiene que ver con los que se habían dado en el pasado, cuando no había prácticamente ningún aumento […]de hecho, en el sexenio de Fox, en que cayó 25% , aseguró.

También indicó que queda margen en esta propuesta de Hacienda a que haya un incremento adicional en la Cámara de Diputados, y nos corresponde a nosotros sensibilizar a los diputados y hacer la propuesta de en qué rubros debe de incrementarse .

CAMBIAN SECRETARÍA ?POR COORDINACIÓN

Otra de las demandas era la creación de una secretaría porque, de momento, no hay rectoría de las políticas en ciencia y tecnología por la cabeza del sector, que es el Conacyt. La que ha marcado los derroteros del Conacyt en los últimos años es la Secretaría de Economía.

Creo que someter decisiones a políticas económicas o macroeconómicas no es del todo malo pero tampoco es del todo bueno. Si ponemos a un astrofísico al frente de la Secretaría de Economía, es probable que el derrotero del país se vaya por lugares inadecuados, igual sucede si ponemos la ciencia y la tecnología con un rectoría definida por la economía .

Franco aclara que la secretaría se planteó como una posibilidad, pero dado que Peña Nieto anunció que quería reducir la parte administrativa del Estado y deshacerse de algunas secretarías, se dio otra alternativa que parece ir por buen camino: tener una coordinación para la gobernanza del tema.

Esta coordinación estaría formada por un grupo de expertos que pueda dar dirección al crecimiento, el desarrollo y el futuro del sistema . Este grupo dependería directamente del Presidente y muy probablemente pueda ponerse a funcionar en un tiempo corto. El doctor Bolívar Zapata ha estado trabajando en las características que debería tener esta coordinación .

Para Franco, la parte más importante de dicha gobernanza es la priorización y planeación. Como nación, tenemos que priorizar los rubros en los que tenemos que crecer , aseguró.

Franco aclara que si para la propuesta de la secretaría se tomaron modelos exitosos de ministerios de ciencia europeos, para la coordinación el modelo sería la que existe en Estados Unidos, que no tiene secretaría de ciencia y tecnología.