La fundación que opera Wikipedia lanzará su primer código de conducta global el martes, con el que busca abordar críticas de que no ha logrado combatir el acoso y que sufre de falta de diversidad.

"Necesitamos ser mucho más inclusivos", dijo María Sefidari, presidenta del consejo de administración de la Fundación Wikimedia, organización sin fines de lucro. "Nos faltan muchas voces, nos faltan mujeres, nos faltan grupos marginados".

Las plataformas en línea han sido objeto de un intenso escrutinio por comportamiento abusivo, lenguaje violento y otras formas de contenido problemático, lo que las presiona a renovar las reglas de contenido y hacerlas cumplir de manera más estricta.

A diferencia de Facebook y Twitter, en donde las iniciativas parten desde sus propios ejecutivos, la enciclopedia en línea, que cumplió 20 años en enero, depende en gran medida de voluntarios no remunerados para manejar los problemas relacionados con el comportamiento de los usuarios.

Wikimedia dijo que más de 1,500 voluntarios de Wikipedia de cinco continentes y 30 idiomas participaron en la creación de las nuevas reglas después de que el consejo de administración votara en mayo del año pasado para desarrollar nuevos estándares vinculantes.

"Ha habido un proceso de cambio en todas las comunidades", sostuvo Katherine Maher, directora ejecutiva de la Fundación Wikimedia, en una entrevista con Reuters. "Tomó tiempo construir el apoyo que era necesario para realizar las consultas para que la gente entendiera por qué esto es una prioridad".

El nuevo código de conducta prohíbe el acoso dentro y fuera del sitio, incluyendo comportamientos como el discurso de odio, el uso de calumnias, estereotipos o ataques basados en características personales, así como amenazas de violencia física y acoso o seguir a alguien a través de diferentes artículos para criticar su trabajo.

También prohíbe la introducción deliberada de información falsa o sesgada en el contenido. Wikipedia es un sitio relativamente confiable en comparación con las principales plataformas de redes sociales que han luchado por frenar la información errónea.

Maher dijo que las preocupaciones de algunos usuarios de que las nuevas reglas significaban que el sitio se estaba volviendo más centralizado eran infundadas.

Wikipedia tiene 230,000 editores voluntarios que trabajan en artículos de colaboración colectiva y más de 3,500 administradores que pueden tomar medidas como bloquear cuentas o restringir ediciones en ciertas páginas. A veces, las quejas las deciden paneles de usuarios elegidos por las comunidades.