El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha advertido a Apple y a cinco de las más grandes editoriales estadounidenses que planea demandarlas, acusándolas de actuar en connivencia para aumentar los precios de los libros electrónicos (e-books), dijo el jueves una persona familiarizada con la investigación.

Varias de las partes involucradas han sostenido conversaciones para llegar a un acuerdo sobre la posible demanda, dijo la persona, que no tenía autorización para hablar públicamente del asunto.

Las cinco editoriales que están en la mira del Departamento de Justicia son:

  • Simon & Schuster Inc, una unidad de CBS Corp
  • Hachette Book Group, de Lagardere SCA
  • Penguin Group (USA), de Pearson PLC
  • Macmillan, unidad de Verlagsgruppe Georg von Holtzbrinck GmbH
  • HarperCollins Publishers Inc, una unidad de News Corp

Funcionarios estadounidenses y europeas han estado investigando si las editoriales de e-books y Apple arreglaron precios en el floreciente mercado de los libros electrónicos, bloqueando la participación de rivales y perjudicando a los consumidores.

Las editoriales adoptaron el llamado "modelo de agencia" en el 2010 en el mismo período en que Apple lanzó el iPad, en un acuerdo que le daba a la firma tecnológica un 30 por ciento de las ventas.

Bajo ese esquema, los editores fijan el precio de un e-book y los minoristas deben comercializarlo en ese valor, sin posibilidad de descuentos.

El diario Wall Street Journal fue el primero en reportar las advertencias del Departamento de Justicia a Apple y a las editoriales.

apr