El Congreso de la Unión aprobó este miércoles un punto de acuerdo en el que rechaza la firma del Acuerdo Comercial Antifalsificaciones (ACTA) por el Ejecutivo y exhorta a que éste realice las gestiones necesarias para reservar la aplicación del artículo 27° del acuerdo internacional.

La posición del Congreso es vista con escepticismo por la industria de Internet en México. Voces defensoras de la libertad de expresión también advierten que se trata de un guiño a la ratificación del ACTA, que deja latentes violaciones a la soberanía del país y un escenario de criminalización por infracciones menores.

Estamos contentos pero escépticos. Pudo ser viable (la reserva) previo a la firma del tratado (…) Lo que correspondería al Legislativo, a través de la Cámara de Senadores, es no ratificar la firma , consideró Julio César Vega Gómez, director general de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci).

Antonio Martínez Velázquez, oficial de Comunicación de Artículo 19 México y defensor de la autorregulación en Internet, dijo que reservar el artículo 27° no sirve de nada y urgió a revisar a fondo el llamado Comité del ACTA, facultado para modificar el acuerdo en cualquier momento. Esto haría muy fácil implementar medidas más draconianas sin que sea necesaria la ratificación de los países firmantes , consideró.

El 11 de julio pasado, el gobierno mexicano se adhirió al ACTA en Japón, país depositario del acuerdo, como una intención para combatir a escala internacional la piratería y la falsificación. Legisladores, analistas y represenantes de la industria tecnológica han rechazado el acuerdo por considerar que su ambigüedad puede violar garantías individuales.

Un ejemplo es el artículo 27º, que establece los lineamientos para proteger los derechos de autor y abre las puertas para que los proveedores de Internet vigilen el comportamiento de sus clientes en Internet y den aviso a terceros.

Se tendrían que reservar muchos más artículos, sobre todo el artículo del Comité de Acta y revisarlo con el tema de soberanía. Ese Comité podría decir que la reserva (al artículo 27°) que hizo México no vale , agregó Martínez Velázquez.

El artículo 36° del acuerdo establece que el Comité del ACTA estará integrado por un representante de cada país adherido; lo faculta a revisar la implementación y operación del ACTA y a considerar cualquier modificación propuesta ; mientras que el artículo 42° le da la facultad de aprobar, ratificar o aceptar por consenso una modificación.

El martes, Francisco Javier Castellón Fonseca, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado y promotor del punto de acuerdo, consideró que la reserva del artículo 27° es inviable, pues el ACTA ya fue firmado.

Para Martínez Velázquez, la reserva deberá someterse a votación del Senado en la próxima Legislatura.

Vega Gómez, de la Amipci, opinó que la reserva al artículo 27º debió realizarse antes de firmar el documento y se dijo preocupado porque se desconoce si es posible una renegociación del ACTA, pues la adhesión se realizó a oscuras .

Para explicar las condiciones en que se realizó la firma del acuerdo, el Congreso también aprobó la comparecencia de los titulares de la Secretaría de Economía, Bruno Ferrari, y del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), José Rodrigo Roque, además de un representante de la Cancillería.

Será la próxima Legislatura, que asume funciones el 1 de septiembre, la que deberá tomar la decisión de ratificar o rechazar el ACTA una vez que el Ejecutivo envíe el documento al Senado.

Martínez Velázquez, de Artículo 19, consideró que la aprobación del rechazo en el punto de acuerdo pone presión a la siguiente Legislatura y al Poder Ejecutivo, y también la próxima administración federal tendrá esa presión sobre la mesa .

[email protected]