Tras meses de pruebas dos antiguos ingenieros de Facebook anunciaron la llegada de Quora, el penúltimo Google killer sobre el que los analistas ya han explicado que puede ser más que asesino complementario.

Para usar Quora únicamente es necesario contar con una cuenta de Facebook o de Twitter, que son las que dan la llave para entrar.

Quora pone en contacto a la información con quien la necesita, mediante un sistema de preguntas y respuestas. Alguien tiene una duda, la realiza y a su vez otro usuario se la responderá.

"Creemos que más del 90% de la información que la gente desea saber todavía no está disponible en la red en un formato que sea sencillo para que lo puedan entender rápidamente", afirmó uno de los creadores.

RDS