Richard Stallman se despoja discretamente de sus zapatos y calcetines. Desaliñado, con su cabellera larga y barba grisácea, vestido con camisa y pantalón café, el padre del Movimiento del Software Libre busca acercarse con el auditorio del Aula Magna del Infotec al ofrecer pegatinas y botones, antes de dictar su conferencia "Por una sociedad digital libre".

Cerca de cien desarrolladores y expertos guardan silencio tan pronto las palabras de Stallman advierten que, en esta ocasión, su charla no se centrará en el software libre sino en los peligros que acechan la libertad de la sociedad digital.

En las siguientes dos horas, el mensaje de su ponencia es claro: la libertad de la sociedad digital está amenazada por los gobiernos y las empresas desde distintos frentes, ya sea censura, vigilancia de los cibernautas, uso de datos personales de los usuarios sin que ellos lo sepan, o el software "privativo".

Ejemplos no le faltan: el uso de las tecnologías de videovigilancia en las carreteras de Reino Unido que han servido a las autoridades para desmantelar protestas sociales; o la enseñanza de Windows en las instituciones educativas que generan dependencia "como una droga" a estos sistemas desde temprana edad, son sólo algunos que menciona durante su primera de seis conferencias que impartirá en esta semana en la ciudad de México.

"Las empresas proveedoras del servicio de Internet en muchos países toman nota de todos los contactos del usuario. No puedes evitar la vigilancia. Te vigilan dentro y fuera de tu computadora. No hay manera de evitarlo excepto acción política para resistir la vigilancia", dice.

El software "privativo" además tiene además "puertas traseras" que ejecutan acciones como el transmitir información sin autorización del usuario, como datos personales y geolocalización. ¿Qué sistemas tienen estas puertas traseras? Windows, Macintosh, las "iThings" (iPod, iPhone, iPads), Flash, Kindle y la mayoría de los smartphones, afirma Stallman.

Aunque, cada que encuentra la oportunidad, reitera que muchos de los riesgos a la privacidad, vigilancia sin autorización en la red y libertad en los procesos informáticos podrían neutralizarse con el uso de software libre, un modelo de desarrollo de programas informáticos basado en compartir los códigos que los conforman sin ánimos de lucro.

"Hay una manera de evitar la vigilancia: instalar software libre y borrar software privativo".

Stallman ya ha visitado México. El año pasado se reunió con senadores de la anterior legislatura para brindarles un panorama sobre el impulso de las iniciativas basadas en software libre. La semana pasada visitó la ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, dentro del encuentro Tijuana Innovadora 2012.

Pero en la capital del país, en medio del debate sobre la regulación a Internet con acuerdos como ACTA, el desarrollador del sistema operativo GNU, completamente libre, advierte además de una "cruel y draconiana" guerra contra el acto de compartir, incitada por las editoriales y casas productoras de obras musicales, así como un peligro sobre los derechos de los internautas.

"Comenzaron hace unas décadas con propaganda, comenzaron a llamar al acto de compartir como "piraterìa" y llamar a los que comparten "piratas". Compartir es bueno, no debemos llamarlos con la misma palabra", asegura.

Stallman propone que se legalice el compartir información en la red, lo que beneficiará además a industrias como la musical si se acompaña con nuevos modelo de negocio y de regalías, usando dinero público y sistemas de pagos voluntarios en las plataformas digitales, que sea más equitativo con las "estrellas medias" y no beneficie únicamente a las grandes estrellas.

"El sistema actual de derechos de autor funciona muy mal para apoyar a los artistas, excepto para las estrellas, que pueden volverse muy ricos. Los demás artistas ganan muy poco por el sistema actual y hay muy poca justificación para atacarnos. Estoy a favor de apoyar a los artistas y quiero hacerlo mejor", asegura a la audiencia, atenta en todo momento.

La interrogante entonces surge entre los asistentes: ¿Cómo lograr compartir información y contenido a través de la red para fomentar la cultura e impulsar el acceso a la educación? En esta ocasión, la respuesta no está en el software libre. La única forma de lograrlo, dice Stallman, es a través de la acción política emanada desde la sociedad.

[email protected]