El ciberespacio se está "militarizando" de la mano de Estados Unidos que trata de defenderse de los ataques informáticos masivos, al mismo tiempo que se han disparado los ataques a smartphones, según el informe anual de la asociación de referencia Clusif.

"La militarización del ciberespacio está en marcha. Pasa por un refuerzo de la capacidad defensiva, incluso ofensiva de los Estados que reclutan especialistas, publican documentos estratégicos, afinan su comunicación y realizan ciberejercicios", resume el Panorama Mundial del Clusif, publicado este jueves.

"Pese a que ningún Estado ha reivindicado ataques o se le ha atribuido ninguno, el comportamiento, sin complejos, de algunos promete importantes cambios", advierte la asociación.

Según Franóois Paget, secretario general del Clusif, "a finales de 2012, ya no se veía a los Estados sólo como protectores, espectadores o víctimas, sino también, y es lo nuevo, como creadores de ciberarmas".

"Se ha hablado de la implicación de Estados con fines de espionaje después de estos descubrimientos, pero los comanditarios no han sido identificados claramente", subraya el informe que observa "una correlación entre estos ataques y las tensiones preexistentes (geopolíticas, económicas, militares, sociales) entre los supuestos protagonistas".

De forma general, los ataques informáticos se han amplificado en 2012, "tanto por la cantidad como por la riqueza de su forma operativa y la gravedad" de los mismos.

El año pasado también se vio marcado por "un espectacular aumento del +malware+ bancario en los teléfonos móviles", dice Clusif.

"Tras meses de prospección, los cibercriminales parecen haber encontrado el filón y se dirigen ahora contra los datos personales y financieros de los usuarios de los smartphones", señala.

El desarrollo exponencial del mercado de la telefonía móvil, "aliada a las nuevas vulnerabilidades inherentes al pago sin contacto, abre un nuevo territorio de caza que no tiene nada que envidiar a internet de hace 10 años", advierte el informe.

MFH