Las Vegas. - En el sector automotriz, el paradigma actual dicta que las armadoras lanzan cada año nuevos modelos para ofrecer la versión más actualizada de un vehículo ya sea en temas de rendimiento, seguridad o entretenimiento. Pero con el desarrollo de los vehículos conectados y la irrupción de tecnologías como Tesla, Apple o Google en esta industria, las automotrices ven cada vez más a los vehículos como equipos de cómputo con la promesa de que las mejoras llegarán a través del software.

El director de Investigación y Desarrollo de Hyundai Motor Company, Paul Choo, comparte esta visión. Durante la celebración del encuentro Cisco Live 2017 en Las Vegas, el directivo vislumbró un escenario donde los vehículos puedan actualizarse a la última versión a través de software, y el hardware (el automóvil) tendrá un periodo de reemplazo de entre cinco y siete años.

"Si quieres las nuevas características de los vehículos, la única forma de obtenerlas era reemplazando el vehículo. Lo que estamos viendo ahora es que existe una transición hacia el tener un hardware muy poderoso que pueda durar por lo menos de cinco a siete años antes de ser reemplazado", dijo el directivo.

"En algún momento será necesario reemplazar el vehiculo y también estamos trabajando en estructuras para que el reemplazar el hardware del vehículo sea mucho más fácil de lo que es ahora", agregó.

NOTICIA: Hyundai ve un 2017 sólido en México; prevé crecer 20%

Está propuesta ha sido empleada en compañías como Tesla, de Elon Musk, que envía las actualizaciones de sus vehículos a través de software. Choo reconoce que la influencia de Silicon Valley ha hecho voltear a las armadoras hacia una mayor apuesta a la investigación e innovación para explorar nuevas tecnologías que puedan salir al mercado lo más pronto posible.

En este cambio de paradigma, el directivo de Hyundai observa que el término de "vehículos conectados" va más allá de los sistemas de entretenimiento.

"Esto es solo una parte de la historia que queremos entregar. Se trata de hacer un mejor automóvil y constantemente mejorarlo incluso después de haber sido vendido. Cuando se vende un auto, los consumidores quieren mejores características y tienen que esperar al siguiente modelo, pero queremos ir más allá constantemente mejorar los vehículos a través de actualizaciones de software", dijo.

En esto coincidió James Peters, vicepresidente y director general de Cisco Connected: "Cuando piensas en los vehículos conectados, la gente cree que es conectarse a Internet y tener algo de conectividad, pero el verdadero valor es que pueden obtener información en tiempo real como telemetría y hacer algo con esa información, y tener una visualización del automóvil para poder actualizarlo y mejorarlo".

NOTICIA: Google empieza a probar vehículos autónomos con pasajeros reales

El directivo reconoce que la integración de mayores tecnologías en los vehículos, se generan fuentes ricas de datos, con cientos de sensores en su interior, que pueden pavimentar el camino a las ciudades inteligentes y de los vehículos sin conductor.

"En Cisco creemos que el automóvil en un centro de datos, que requerirá un empuje en desempeño y en la gestión de los datos dentro del auto. Y vemos ese cambio entre los eléctricos y electrónicos yendo hacia los modelos con redes computarizadas que se comunican con centros de aplicaciones para tener conectividad. Vemos que existe un empuje hacia los vehículos autónomos, las arquitecturas de redes computarizadas dentro de los vehículos continuarán desplegándose en los próximos años", dijo.

La industria se ha planteado una meta de lanzar los vehículos completamente autónomos entre 2020 y 2021. Pero para que comiencen a circular en las calles, es necesario el desarrollo de regulaciones y estándares de comunicación. Choo, de Hyundai, aseguró que ya se está trabajando en la creación de un protocolo para la comunicación entre los vehículos, aunque aún no hay fecha definida para su lanzamiento.

Cisco también observa que la tecnología necesita ir más allá de los automóviles y desplegarse en la infraestructura urbana, con actualización de redes y despliegue de sistemas de medición la gestión del tráfico urbano, así como la gestión de ciberseguridad.

"Vamos a necesitar actualizaciones masivas en la infraestructura, regulaciones sólidas alrededor de los métodos de conectividad y estamos empezando a trabajar en estas áreas", dijo Peters, de Cisco.

NOTICIA: Tesla ya es la automotriz que más vale en Wall Street

[email protected]

mfh