Las Vegas.- En medio de un panorama complejo para la economía mexicana con la volatilidad del tipo de cambio, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y los mayores niveles de inflación en años, un grupo de mexicanos comenzó a gestar el ambicioso plan de llevar a una delegación de empresas mexicanas a la feria de tecnología más grande del planeta, el CES de Las Vegas.

La misión fue impulsada por el emprendedor mexicano Manuel Gutiérrez Novelo, quien se ha presentado como expositor por los pasillos del CES desde hace más de una década con su compañía de realidad virtual ImmersiON VRelia y que quiere ayudar a cambiar la manera como se percibe a México en materia tecnológica. Para Gutiérrez Novel, México no es sólo un país de maquiladores ni de mano de obra barata; es un país con la capacidad de producir innovación para el futuro.

La instalación de un pabellón dedicado a empresas mexicanas se dio con el apoyo de una serie de actores del gobierno federal, que incluyen al organismo de promoción de la marca país ProMéxico, el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), el Gobierno de Jalisco, la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), la iniciativa privada y los miembros del Clúster Industrial 4.0, que alberga a un grupo de empresas de tecnología.

El comité de selección conformado por miembros de la academia y las diferentes industrias recibió 80 solicitudes que buscaban integrar esta delegación. Gutiérrez Novelo considera que estas compañías son un gran ejemplo de la capacidad de los mexicanos para demostrar el potencial que existe en el país. “Pudimos traer a las 20 tecnológicas que consideramos más importantes […] y todas las empresas que están aquí están poniendo en alto el nombre de México. Cuando nos ven desde afuera, nos ven como un clúster de empresas con la capacidad de desarrollar tecnología de robótica, de drones, de impresoras 3D, realidad virtual, aumentada, y esta es la prueba que sí tenemos esa capacidad”, dijo Gutiérrez Novelo en entrevista con El Economista.

Aunque el plan original contemplaba traer a Las Vegas a una delegación de 40 empresas, por temas de logística se tuvo que acomodar a sólo 20 compañías. Para la edición 2019 del CES (Consumer Electronic Show) se busca duplicar la cifra. El Clúster Industrial 4.0 tiene la intención de generar tres unicornios tecnológicos mexicanos hacia el 2023 ―una compañía cuyo valor supere los 1,000 millones de dólares y que no cotice en bolsa. Participar en esta feria de tecnología ayudará a hacer alcanzable esta meta.

En la fase de selección para el llamado Pabellón México del CES 2018 se recibieron más de 70 propuestas y hubo dos factores de suma importancia que fueron considerados: el primero, que ya tuvieran la capacidad de comercializar sus productos y, segundo, “que pusieran el nombre de México en alto”, en palabras de Gutiérrez Novelo.

Este jueves terminaron las actividades oficiales de la feria de tecnología más grande del planeta y empezará el camino para planear el despliegue de una delegación que deberá seguir evolucionando al ritmo de sus tecnologías.

[email protected]

eerp