Del teléfono a la computadora, y de la computadora al smartphone. Así ve Ángel Terral, fundador de SuperAntojo.com, la evolución del negocio de la comida a domicilio.

El camino hacia la movilidad fue precisamente una razón de peso por la que este sitio para ordenar comida a domicilio se fusionó con la uruguaya PedidosYa, y con ello se convirtió en una de las plataformas para pedir comida con mayor presencia en la América Latina.

Este es un negocio móvil. Nació por la PC pero va a migrar completamente a móvil por la comodidad y éste es un dispositivo muy personal , aseguró Terral, quien asumió la dirección general de PedidosYa en México.

Antes de la adquisición, SuperAntojo.com no contaba con una aplicación móvil, pero en el último año se triplicó el tráfico de su página desde dispositivos como smartphones y tabletas. Ahora, como parte de la transacción, PedidosYa cuenta con una aplicación para el mercado mexicano.

Cuando PedidosYa lanzó su primera app móvil, su primer mes fue 4% desde móvil. Hoy, uno de cada dos pedidos se hace desde estos dispositivos y en dos años vamos a estar a niveles del 80%. La transacción incluye el uso de la marca, transferencia tecnológica que implica los desarrollos móviles , dijo el directivo en una entrevista.

La plataforma de origen uruguayo fue fundada en el 2009 por Álvaro García, Ariel Burschtin y Rubén Sosenke,

Terral ve optimista que los crecimientos en la penetración de los dispositivos móviles en el país así como el comercio electrónico serán benéficos para impulsar el uso de las tecnologías en el sector restaurantero y para las plataformas de pedidos de comida en línea.

La Asociación Mexicana de Internet (Amipci) calcula que al cierre del 2013, el comercio electrónico en México habría registrado un crecimiento de 42% respecto al 2012 al sumar 9,200 millones de dólares o 121,600 millones de pesos.

El organismo asegura que el comercio electrónico desde móviles representa aproximadamente 20% del volumen total de las compras y ventas en línea realizadas en el país.

Estamos al inicio de este tema de pedidos por internet. Cuando preguntamos a un restaurante cuánto representan las órdenes por Internet, varía entre 5% y 10% aunque con un ticket más alto. Yo creo que dentro de los tres a cinco años, los pedidos en línea pueden fácilmente representar 50% de los que tienen un restaurante , dijo el director de PedidosYa en México.

Cuando SuperAntojo.com fue adquirida por PedidosYa, tenía un catálogo de 1,000 restaurantes en más de 50 poblaciones en México, y más de 60,000 usuarios únicos.

Desde su fundación en el 2011 hasta la fusión, generó más de 60 millones de pesos en pedidos, de acuerdo con cálculos de su fundador. Su modelo de negocio se basa en cobrar una propina o comisión al restaurante de entre 10% y 15% del ticket de cada pedido logrado a través del sitio.

PedidosYa ahora está presente en nueve países de Latinoamérica (incluyendo México) y se convierte en la plataforma de pedidos en línea a domicilio más grande de América Latina , aseguró Terral.

EL ORIGEN

En el verano del 2011, Ángel Terral dejó su trabajo en Microsoft para iniciar SuperAntojo.com. Para el arranque, sólo necesitó una computadora y un teléfono. Su oficina la montó en la Librería del Fondo de Cultura Económica ubicada en la Colonia Condesa.

En la primera etapa, Terral montó un catálogo online a partir de panfletos de restaurantes y cada pedido que recibía, lo gestionaba directamente con el establecimiento vía telefónica.

Comenzamos con un par de 200 ó 300 restaurantes. Al primer mes tuvimos como 50 pedidos. Lo que es interesante de esta idea es que es el primer modelo de comercio electrónico que no necesita tarjeta de crédito pues los usuarios pagaban directamente al repartidor , relató.

Después replanteó tres vías de comunicación con los restaurantes: la telefónica, la instalación de una terminal que imprimía cada uno de los pedidos que llegaban al sitio, y un sistema donde cada pedido era enviado directamente a los restaurantes que ya tenían un sistema de gestión de comandas.

Después pusimos Paypal y la gente podía pagar. Para los que ya estaban más familiarizada con el sistema decían que era más práctico el pago con tarjeta , dijo.

Según el fundador de la plataforma, SuperAntojo registró 90% de pedidos con pago en efectivo y 10% con tarjeta a través de Paypal.

Para ganar más presencia en línea, el emprendedor compró nombres de restaurantes en el sistema de subasta de publicidad en línea Adwords del buscador Google.

Cuando tú buscabas en Google el nombre del restaurante, veías que como pie de línea en el anuncio siempre poníamos: pide en línea y paga en efectivo al repartidor. Éste se convirtió en el slogan , aseguró.

La plataforma ahora compite en México con sitios como SinDelantalMX, HelloFood o Atumesa.com. Pero lejos de ser una amenaza para el negocio, Ángel Terral considera que el crecimiento de plataformas para pedir comida a domicilio permitirá crecer el ecosistema de comercio electrónico hacia los sectores tradicionales.

Y es que uno de los principales retos es que la tecnología hable el mismo idioma que la industria restaurantera, donde más allá de la emergencia de otros competidores, asegura que el principal competidor es el teléfono .

julio.sanchez@eleconomista.mx

apr