Tribunales federales de México emitieron sentencias con pena privativa de la libertad (cárcel) contra dos distribuidores de software ilegal ubicados en el país.

Se trata de las primeras sentencias condenatorias que se dictan en México en contra del delito de la piratería de software, un hecho que está sentando precedentes en términos de la aplicación de la Ley en materia de protección a la propiedad intelectual , explicó Kiyoshi Tsuru, director general de la Business Software Alliance (BSA) México.

Dichas sentencias se dieron después de un proceso judicial. Ambos delincuentes ya fueron consignados ante las autoridades tras haberse probado su responsabilidad en la reproducción, distribución y venta de programas de cómputo apócrifo.

Estos personajes vendían el software pirata en las plazas comerciales de equipos de cómputo y las calles (comercio ambulante).

Además de la condena a prisión, los delincuentes deberán resarcir los daños económicos por el usufructo ilegal de programas de software y responder a las infracciones por la violación a las leyes de propiedad intelectual.

Este año en la BSA tenemos la meta de recuperar las ventas de software para el mercado formal del país, por ello es que esteremos emprendiendo acciones sectorizadas en todo México dirigidas a promover el uso de software legal , explico el directivo de la BSA en México.

De acuerdo a las cifras mundiales de piratería de software, México registró un incremento de uso de software ilegal en un punto porcentual durante el 2009 tras alcanzar 60%, luego que durante tres años se había mantenido una reducción sostenida de dos puntos porcentuales.

Durante el 2009 las pérdidas por piratería de software en México alcanzaron la cifra de 1,000 millones de dólares.

El próximo jueves 12 de mayo, la Business Software Alliance dará a conocer el Estudio de Piratería de Software Global 2010, en el que se actualizarán las cifras sobre el uso de software ilegal en 116 países, entre ellos México.