La estadounidense Amazon, desarrolladora del lector electrónico Kindle, abrió sus primeros puntos de venta en São Paulo y Río de Janeiro para comercializar su producto estrella y algunos accesorios para el equipo.

Los primeros dos kioscos de la compañía de Jeff Bezos se instalaron en el Shopping Morumbi paulista y en el carioca Shopping Barra y representan la primera operación de venta directa del dispositivo para leer libros electrónicos.

La compañía, de acuerdo con información de Valor Económico, planea abrir otros puntos de venta similares en centros comerciales de São Paulo en las próximas semanas. Es probable que la operación se realice en alianza con empresas especializadas en comercio minorista.

La apertura de los kioscos se produjo un mes después del arribo de la tienda de Amazon a Brasil, el mercado con mayor dinamismo en el comercio electrónico de América Latina. En el 2011, el e-commerce brasileño registró una facturación de 11,000 millones de dólares, casi tres veces la cifra reportada en México, de 4,100 millones.

De acuerdo con un comunicado de Amazon difundido el 5 de diciembre, para comentar sus operaciones en Brasil, la compañía cuenta con 1.4 millones de libros disponibles para los consumidores brasileños, con 13,000 títulos en portugués.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

MFH