La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) informó que congeló las cuentas bancarias de 42 empresas que han emitido facturas falsas, es decir, han simulado operaciones.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) fue quien le dio la lista a la UIF, perteneciente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sobre estas empresas que presentaron operaciones simuladas.

“Después de una revisión en sus sistemas de investigación y de análisis, la UIF encontró movimientos inusuales en el sistema financiero por lo que procedió a realizar el bloqueo de las cuentas bancarias”, destacó.

La unidad, a cargo de Santiago Nieto, espera que en los siguientes días los bancos entreguen el dinero.

Estas cuentas congeladas tendrían relación con la información que presentaron en semanas pasadas el SAT y la Procuraduría Fiscal de la Federación. De acuerdo con el análisis que se realizó, 43 empresas factureras defraudaron al erario público por 55,000 millones de pesos en el 2017.

El SAT indicó que más de 8,000 contribuyentes estarían involucrados, es decir, que obtuvieron comprobantes fiscales para simular operaciones; sin embargo, refirió que otros contribuyentes podrían estar inmiscuidos sin saberlo.

En su momento Raquel Buenrostro, jefa del SAT, indicó que a los contribuyentes involucrados se les enviará una carta, vía buzón tributario o notificación personal, para que acudan ante la autoridad para regularizar su situación y cumplir adecuadamente con sus obligaciones fiscales.

En este sentido, refirió que se les dará hasta tres meses a los causantes para que acudan a arreglar su situación y, en caso de no hacerlo, se le dará aviso a la Procuraduría Fiscal, a cargo de Carlos Romero Aranda.

“Lo que vamos a hacer es enviar cartas invitándoles a que se regularicen y se acerquen, porque muchos de ellos fueron engañados de alguna manera y, sin darse cuenta, compraron facturas relacionadas con el crimen organizado”, declaró la funcionaria.

Las empresas que presentaron las autoridades en aquella ocasión están dentro de la llamada Lista Negra del SAT, en donde se publican a quienes simulan operaciones, a quienes son sospechosos de hacerlo y se da aviso de aquellos que presentaron pruebas para salir del listado.

“Muchas de ellas están publicadas en el Diario Oficial de la Federación como empresas factureras. Otras están como presuntas empresas factureras pero con investigaciones no sólo de defraudación fiscal, sino también de lavado de dinero. Estas empresas se relacionan entre sí, comparten clientes. Hay 244 clientes que compraron en más de dos de estas empresas”, señaló Buenrostro.

En días pasados, Julio Scherer, consejero jurídico de la Presidencia de la República, informó que se presentaron cinco denuncias penales contra factureras ante la Fiscalía General de la República.

¿Qué son las empresas factureras?

Son aquellas que se dedican a emitir facturas de operaciones simuladas, inexistentes o ficticias.

Las 43 empresas presentadas por el SAT emitieron comprobantes fiscales para que, quienes las obtuvieran, aumentaran falsamente sus gastos y asi disminuir el pago de sus contribuciones, es decir, para defraudar al fisco.

Asimismo, permite encubrir pagos de actividades ilegales —como sobornos, secuestros, venta de drogas, entre otras—, disfrazándolos de operaciones de compra-venta de bienes y servicios inexistentes.

[email protected]