De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), alrededor de 20 millones de personas pagan tasas de casi el 70 por ciento por deudas en tarjetas de crédito y préstamos personales bancarios.

Por otro lado, un reporte publicado por la empresa yotepresto.com revela que, a pesar de estar dirigidas a diferentes públicos, las tarjetas clásicas y oro cobran tasas de interés y un Costo Anual Total (CAT) similares.

“La diferencia entre la tasa promedio de las tarjetas clásicas y de las tarjetas oro es de sólo 4.2 puntos porcentuales.”, se indica en el documento, el cual fue redactado después de analizar 60 tarjetas emitidas por los bancos más grandes de México.

En lo que respecta al CAT ocurre algo similar, expresa la firma en el reporte, ya que entre ambas categorías de plásticos apenas existe una diferencia de 4 puntos porcentuales.

En ese orden de ideas, resulta lógico buscar estrategias que permitan pagar menos intereses, una de ellas es la transferencia de deudas.

¿Qué significa transferir deudas?

La transferencia de deudas consiste en liquidar uno o más adeudos de tarjetas, por ejemplo, con un préstamo personal cuya tasa de interés sea mucho menor que las de los plásticos.

En términos prácticos, una persona podría dejar en ceros una o más tarjetas que le cobran tasas del 50 por ciento con un crédito cuya tasa sea del 20 por ciento, es decir, 30 puntos porcentuales menos.

Ventajas de transferir deudas

La principal ventaja de transferir deudas es el ahorro en intereses, el cual puede ser de más del 50 por ciento.

Otra ventaja es que facilita la gestión de las deudas, ya que las personas ahora sólo tienen una fecha de pago, en lugar de dos o más.

Otro punto a favor de la transferencia de deudas es que, a diferencia de otras estrategias, no afecta el historial ni el score crediticio de las personas.

Cuándo no es una opción

A pesar de sus ventajas, transferir deudas puede no ser una buena idea cuando el interesado tiene pensado seguir endeudándose con sus tarjetas de crédito, pues en ese caso ahora tendrá más adeudos que los que tenía originalmente.

¿Cuánto se puede ahorrar?

Con base en una simulación realizada con una calculadora de yotepresto.com, por una deuda de 100 mil pesos con una tarjeta oro, al banco terminarías pagándole casi 120 mil pesos tan solo de intereses.

Por su parte, si transfieres la misma deuda por medio de la empresa, pagarías 24 mil pesos, lo que representa un ahorro de más de 95 mil pesos en intereses.

De los más de mil millones de pesos que ha entregado la firma en préstamos personales, el 70 por ciento han sido destinados al pago de tarjetas y préstamos bancarios, lo que representa un ahorro de más de 300 millones de pesos en intereses. 

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.