El más reciente pago que se dio a los acreedores de Ficrea, la mayoría defraudados por esta empresa, significó un desembolso de apenas 1.42% del total de lo adeudado, según la interventoría del concurso mercantil de esta organización que funcionaba como sociedad financiera popular (sofipo).

En los últimos días de diciembre pasado, el síndico del concurso mercantil, Javier Navarro Velasco anunció un sexto pago a los acreedores producto de la cobranza de la cartera de esta entidad por un monto de alrededor de 100 millones de pesos.

Estos 100 millones se suman a los 1,128 millones de pesos que se destinaron, mediante cinco pagos, a los poco más de 4,900 acreedores de este concurso mercantil, proceso que legalmente inició en mayo del 2016 y que reconoce una deuda cercana a 6,600 millones de pesos.

Con el nuevo pago de diciembre pasado, el porcentaje cubierto de la deuda total es de apenas 21%, luego de más de cinco años de haberse dado a conocer el presunto fraude de esta empresa cometido contra más de 6,800 personas.

Una particularidad de este fraude es que, de las 6,800 personas defraudadas la mayoría era de la tercera edad e incluso hay casos donde los afectados depositaron todo el dinero de su jubilación en dicha empresa, que prometía rendimientos de más de 10% de forma anual.

En este contexto, cerca de 2,000 personas pudieron recuperar la totalidad de sus recursos vía el seguro de depósitos con el que cuentan las sofipos, y que cubría en aquel momento hasta 25,000 Udis (que eran 131,000 pesos), pero el resto, es decir, cerca de 4,900, tenía ahorros depositados en la empresa superiores a esa cantidad.

Durante el tiempo del concurso mercantil, que comenzó en el 2015 con el reconocimiento de quiebra de la empresa, más de 140 personas reconocidas como acreedores han fallecido según informes del síndico Navarro Velasco, por lo que ahora sus familiares o representantes legales son los que quedaron como acreedores en este proceso.

La esperanza

En el proceso del concurso mercantil, el síndico Navarro Velasco ha tenido dificultades para acreditar bienes que supuestamente eran propiedad de Ficrea y se adquirieron con dinero de los ahorradores de esa empresa.

Esto ha sido uno de los motivos por los cuales no se ha recuperado más a favor de los defraudados, además del trabajo de valuar algunos activos y el poco interés que se ha tenido para colocar algunos bienes de esta empresa, como inmuebles u obras de arte.

Sin embargo, en el 2019 el síndico anunció que llegó a un acuerdo con el presunto artífice del fraude, Rafael Olvera Amezcua, con la finalidad de no llegar a un juicio civil en Estados Unidos, que pretendía quitarle bienes, para su monetización, ubicados en aquel país y que presuntamente se adquirieron con el ahorro de las personas defraudadas.

De acuerdo con Navarro Velasco, Olvera Amezcua aceptó ceder 82 propiedades en Estados Unidos, 42 en Madrid, España, 35 automóviles de diferentes marcas y modelos y 1.3 millones de dólares alojados en una cuenta bancaria, mismos que, vía su monetización, servirán para pagarle a los afectados dentro del concurso mercantil de esta empresa.

Montos de los pagos a acreedores de Ficrea:

  • $575 millones fue el monto del primer pago.
  • $190 millones se dieron en el segundo pago.
  • $168 millones se desembolsaron en el tercer pago.
  • $113 millones arrojó el cuarto pago.
  • $82 millones fue el total del quinto pago.
  • $100 millones se dieron en el sexto pago.

[email protected]