El Senado de la República aprobó, con 102 votos a favor y cero en contra, el dictamen por el que se expide la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como Ley Fintech, cuya finalidad es ofrecer certidumbre jurídica a los participantes del sector.

La ley estipula un marco legislativo para regular las plataformas denominadas Instituciones de Tecnología Financiera (ITF), mediante las que se celebran operaciones y servicios financieros relacionados con el acceso al financiamiento e inversión, servicios de emisión, administración, redención y transmisión de fondos de pago electrónico.

El dictamen, enviado a la Cámara de Diputados para su análisis, dictaminación y eventual aprobación, prevé un marco normativo en el que se contemplan las sanciones administrativas y penales para los casos en que se incumpla con lo establecido en la Ley o disposiciones que de ella emanen.

Las sanciones abarcan penas como una multa que va de 30,000 a 150,000 Unidad de Medida y Actualización (UMA) por realizar operaciones con activos virtuales o divisas sin contar con previa autorización del Banco de México o por realizar operaciones con activos virtuales distintos a los determinados.

Se contempla también una multa de 30,000 a 150,000 UMA por difundir información falsa o engañosa o que induzca al error, a través de las ITF, sociedades autorizadas para operar con Modelos Novedosos.

Asimismo establece prisión de tres a nueve años y multa de 5,000 a 150,000 UMA, a quien sin causa legítima o sin consentimiento de quien esté facultado para ello, acceda a los equipos o medios electrónicos, ópticos, informáticos o de cualquier otra tecnología de las ITF.

También crea un Comité Interinstitucional que intervendrá en la toma de decisiones de mayor importancia, como el otorgamiento de autorizaciones y la imposición de sanciones. Será una instancia colegiada de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, integrada también por representantes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Banco de México.

Asimismo regula el uso de activos virtuales como las criptomonedas o bitcoins, previa autorización del Banco de México; de este modo permite que las ITF operen con éstos.

Desde la tribuna, al presentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, el senador del PRI José Francisco Yunes Zorrilla, expuso que esta ley permite la vinculación entre el sistema financiero tradicional y las nuevas formas de actividad digital a efecto de tener claridad, certeza en cuanto a su empleo, así como un desarrollo ordenado de servicios financieros modernos.

Abundó que el marco normativo permitirá brindar certeza a los inversionistas y a las actividades financieras. Asimismo, dará certidumbre al seguimiento de las mismas  por parte de las autoridades mexicanas para dar claridad del uso de las monedas digitales en las actividades financieras y de intercambio de mercancías.

El presidente de Comisión de Ciencia y Tecnología, el senador del PRI Patricio Martínez García, expuso que el regular esta nueva modalidad de servicios financieros pretende que los desarrolladores e innovadores mexicanos accedan al financiamiento de sus proyectos de manera ordenada y dentro de la legalidad.

Martínez García señaló que mediante esta adecuación se podrá asegurar que las empresas fintech no sean restringidas o discriminadas por las instituciones bancarias tradicionales. Destacó que crear un nuevo tipo penal para sancionar el robo o fraude por transacciones de monedas digitales como el bitcoin, asegura las operaciones de los usuarios.

Por su parte, la senadora Dolores Padierna Luna, del PT, señaló que las instituciones de tecnología financiera operan principalmente en tres tipos de actividades: el manejo de activos virtuales;  el financiamiento colectivo; y los pagos electrónicos. Afirmó que estas instituciones permitirán dar respuesta a la concentración de instituciones financieras tradicionales, permitiendo que el mercado financiero se diversifique.

El proyecto de decreto aprobado expide la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, y reforma diversas disposiciones de la Ley de Instituciones de Crédito; la Ley del Mercado de Valores; la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito; la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros; la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia; la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros; la Ley para Regular las Agrupaciones Financieras; la Ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; y de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.