Ahora que las afores han abierto sus inversiones a más clases de activos a lo largo de dos décadas, es oportuno evaluar la necesidad de ampliar el límite que actualmente tienen permitido invertir en el extranjero. 

Lo anterior con el propósito de aumentar el rendimiento del ahorro para el retiro de los trabajadores mexicanos, dijo el vicepresidente financiero de la Consar, Octavio Ballinas.

Actualmente las afores tienen permitido invertir hasta 20% de los recursos que custodian en valores extranjeros. 

“La asignatura pendiente es evaluar si el límite de valores extranjeros sigue siendo vigente, si proporcionan la diversificación que los portafolios necesitan. Eso también pudiera proporcionar mayores oportunidades de rendimiento para los afiliados”, consideró Ballinas. 

Agregó que si bien, las administradoras cuentan con un régimen profundo y diversificado, parte de esa evolución también requiere que lo exploten al máximo. 

Coincidió la directora general del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Valeria Moy, al señalar que si bien, la diversificación de las inversiones de las afores ha sido relevante, la inversión en el extranjero es una opción que tienen porque los recursos de los trabajadores están en constantemente crecimiento, por lo que en México se necesitan más proyectos inversión.

“También hay la necesidad de que haya en México proyectos de inversión más rentables, que fuera una posibilidad real para que el dinero de los ahorradores no esté buscando inversiones en otros lados”, precisó. 

En este sentido, dijo, que la Bolsa de valores de México no está suficientemente diversificada, es pequeña, no corresponde al tamaño de la economía mexicana, por lo que sería favorable tener más actividad empresarial. 

judith.santiago@eleconomista.mx