El nuevo director de Nacional Financiera (Nafin), Jacques Rogozinski, consideró que si bien el crédito es un elemento necesario para el desarrollo, éste no es suficiente, y reclamó el compromiso de los empresarios y trabajadores para crear proyectos que generen valor y sean capaces de competir a nivel global.

Recibo una institución, con profundos valores y prestigio internacional, con una calificación sólida y cimientos firmes, pero con capacidades para avanzar más en el financiamiento del sector privado nacional , dijo el funcionario al tomar posesión de su cargo.

En este sentido, Rogozinski ofreció una gestión heterodoxa que innovará en la búsqueda de nuevos esquemas de financiamiento regional, pero también pidió a empresarios y emprendedores que cumplan con su parte.

Que inviertan, que mejoren sus operaciones para hacerlas ambiental y socialmente sostenibles, que mejoren sus gobiernos corporativos, que profesionalicen su gestión y que generen empleo y más oportunidades en sus comunidades , comentó.

Al mes de septiembre del 2012, la cartera de crédito vigente de Nafin fue de 108,082 millones de pesos, una disminución de 4.3% comparado con el mismo mes del 2011.

Asimismo, el directivo enfatizó que el presidente, Enrique Peña Nieto, y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, lo han instruido a que Nacional Financiera se consolide como una palanca para impulsar el crecimiento económico del país.

Definió a esta institución como clave para el desarrollo de la base empresarial de México y ofreció buscar nuevas ideas con los actores económicos, públicos y privados, en la búsqueda de fuentes alternativas de financiamiento para las empresas.

Rogozinski fue Director en Jefe de la Oficina de Desincorporación de Empresas Públicas de Hacienda. Hasta hace unos días, fue Director de la Corporación Interamericana de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo.