A tres años de que la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) lanzara el programa de renta de inmuebles con opción a compra, sólo se han colocado 14,000 financiamientos, informó Daniela Gurrea Martínez, directora general adjunta de Crédito, Garantías y Seguros de la SHF.

Actualmente, sólo la desarrolladora de vivienda URBI participa en este esquema, el cual permite que aquellos trabajadores no afiliados al Infonavit y sin posibilidad de comprobar ingresos para obtener un crédito puedan comprar el inmueble a través de un contrato de renta. El esquema establece que un porcentaje de entre 10 y 15% de la renta que se pague se destine a una cuenta de ahorro para cubrir el enganche de la vivienda.

Es un buen programa para el segmento de no afiliados, buscaremos impulsarlo este año, pero también depende de la participación de los intermediarios financieros y de los desarrolladores de vivienda , dijo la directiva. Una vez que la solicitud de crédito es aprobada, la SHF otorga el préstamo a un intermediario financiero, éste se lo entrega al desarrollador de vivienda y se hacen los contratos con el cliente.

El programa sólo permite la adquisición de casas nuevas. Los periodos de renta van desde seis meses hasta cinco años y una vez que se acumula el dinero necesario para el enganche o se comprueba el buen pago del acreditado, se libera el monto que servirá para pagar el costo total de la casa.

Lo que se ofrece es un producto donde entra la casa que desea comprar y después de cierto tiempo de rentar tiene derecho a comprarla, dijo la funcionaria.

[email protected]