Durante este 2018, el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (Pronafim) buscará que los intermediarios financieros con los que trabaja lleguen a más zonas del país por medio de la creación de canales de acceso.

De acuerdo con las reglas de operación del programa para este año, los subsidios que otorgará dicho esquema, dependiente de la Secretaría de Economía, serán para cualquier tipo de intermediario financiero acreditado del esquema que busque crear puntos de atención, operación y promoción, mismos que podrán ser móviles o fijos, como sucursales.

“A fin de ampliar la cobertura de los servicios que ofrecen las IMF (intermediarios financieros) con mejores condiciones y promover la competencia entre ellas, este año el Programa amplió el número de municipios en donde podrán establecer estos puntos”, se puede leer en la página del organismo.

Según el tamaño de su cartera, los intermediarios financieros beneficiados podrán abrir estos puntos de acceso en zonas que son clasificadas por el programa: para las entidades financieras de tamaño micro, pequeñas o medianas, el apoyo se destinará para abrir puntos de acceso en cualquier zona de territorio nacional; todavía el año anterior, este lineamiento sólo estaba dirigido para las dos primeras.

Para las de tamaño grande y macro, se utilizará el apoyo para la creación de puntos de acceso sólo en zonas prioritarias y de atención especial, que son aquellos municipios que están considerados en los esfuerzos transversales del gobierno, por ejemplo, que forman parte de la cruzada contra el hambre, las zonas económicas especiales o aquellos que no cuentan con la presencia de puntos de acceso a la banca comercial, de desarrollo o cooperativas de ahorro y préstamo.

El Pronafim tiene clasificados como zonas prioritarias y de atención especial 1,774 municipios en todo el país.

Las entidades micro son aquellas que cuentan con una cartera menor a 16 millones de pesos, las pequeñas entre 16 millones y 55 millones de pesos; las medianas entre 55 millones y 107 millones de pesos; las grandes entre 107 millones y 320 millones de pesos y las macro las que cuentan con una cartera superior a los 320 millones de pesos, según la clasificación del esquema.

CONDICIONES

De acuerdo con las reglas de operación del esquema, el apoyo destinado para este tipo de apoyos será de hasta 80% del total del proyecto; sin embargo, el comité técnico del programa será el que se encargue de autorizar el monto y las condiciones del apoyo, ya sea para gastos de infraestructura o de operación.

Asimismo, 50% de los microcréditos que se coloquen en el punto de acceso creado bajo estos lineamientos deberá ser otorgado con recursos del Pronafim.

“El plazo de gracia para otorgar los microcréditos a través del punto de acceso de microfinanzas será de hasta seis meses para la IMF micro, pequeña y mediana, y será de hasta tres meses para la IMF grande y macro, de conformidad con lo autorizado por el comité técnico”, se detalla en dichas reglas.

Datos solicitados al Pronafim arrojan que para este 2018 se tiene como meta otorgar alrededor de 2,900 millones de pesos con líneas de financiamiento a las intermediarias financieras acreditadas, con la finalidad de colocar más de 820,000 microcréditos e impactar en 619,000 personas.

En la parte de apoyos no crediticios que otorga el Programa, se tiene la meta de asignar alrededor de 5 millones de pesos para abrir puntos de acceso, pagos a promotores de crédito, así como para la asistencia técnica a los intermediarios financieros.

“Estos recursos tienen la finalidad de fomentar la competencia, el fortalecimiento y la profesionalización de las microfinancieras para incentivar que los servicios que proporcionan a la población objetivo tenga mejores condiciones”, explicó el programa a este medio.

A su vez, el Pronafim tiene programado invertir más de 63 millones de pesos en la capacitación financiera y empresarial de la población beneficiaria de microcréditos con recursos de este esquema y 73.5 millones de pesos para la incubación de actividades productivas.